29/05/2018 Víctor

Qué ver en Edimburgo: todo lo que hacer en la capital escocesa10 min read

Edimburgo es mucho más que la capital de Escocia. Esconde tesoros arquitectónicos tan valiosos que la mayor parte de la ciudad está considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, puede presumir de albergar algunos de los mejores museos y galerías del mundo. A lo largo de este post te recomendaremos que ver en Edimburgo para que puedas organizar tus visitas sin dejarte nada en el tintero.

Una buena opción para comenzar a conocer Edimburgo es realizando un free tour en español, para ubicarnos y organizarnos más fácilmente. Una ventaja de Edimburgo es que al no ser una ciudad demasiado grande, todo está relativamente cerca.Una vez estemos en el centro de la ciudad, podremos llegar andando, en poco tiempo a cualquier punto de interés.

Ciudad Vieja de Edimburgo: lo principal que ver en Edimburgo

La Old Town se refiere al conjunto histórico que forma el centro de la ciudad. Aquí se encuentra el presente pero también el pasado de Edimburgo. La mayoría de sitios que ver en Edimburgo se encuentran aquí, aunque hay muchos más fuera de esta zona. Es el barrio más famoso e interesante de conocer, por lo que deberías dedicarle el tiempo que consideres oportuno para conocerlo por completo. El primer lugar que ver en Edimburgo.

Se encuentra construida sobre una pequeña elevación rocosa, que la dota de cierta autoridad e importancia. La mejor opción para visitar la Ciudad Vieja de Edimburgo es situarse a uno de los dos extremos de Royal Mile, la milla escocesa y recorrerla hasta el otro. Si quieres saber todo lo que ver en detalle aquí, te aconsejo leer el post qué ver en la Ciudad Vieja de Edimburgo

Vista de la Ciudad Vieja de Edimburgo

 

Recorriendo Royal Mile, la calle más importante que ver en Edimburgo

La calle con más historia de Edimburgo no tiene pérdida, te toparás con ella aún sin querer. Comunica el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyrood y es la columna vertebral del Old Town, el casco antiguo de Edimburgo. Esta calle es un absoluto imprescindible de Edimburgo, y es que además de estar repleta de pubs, museos y tiendas de souvenirs, de ella nacen multitud de callejones estrechos, los closes, que te transportarán al Edimburgo más medieval. Es entre esos closes y entre los pends (unos callejones muy escarpados que descienden la colina) donde te encontrarás con la verdadera esencia de Edimburgo, una ciudad que sin duda embruja.

La Royal Mile está dividida en varias zonas: Castlehill, Lawnmarket, High Street y Canongate, ¿serás capaz de adivinar cuando termina una de sus partes y comienza la siguiente?

El Castillo de Edimburgo

Para muchos, uno de los edificios más atractivos de la ciudad y uno de los más emblemáticos, que destaca por su majestuosidad y localización. Vigilando desde la colina de Castle Rock, ha sido protagonista y testigo de numerosos hechos históricos de la capital escocesa. Ha visto nacer y morir a reyes, ha contemplado cruentas batallas, ha sido asediado e invadido en varias ocasiones, pero lo que está claro es que merece ser visitado para conocer toda su historia. Sobre todo si viajas en meses de verano te recomendamos comprar con antelación tus entradas para el Castillo de Edimburgo. De esta forma ahorrarás tiempo ya que las colas de entrada pueden llegar a durar hasta 2 horas en los meses de temporada alta. 

En el castillo podrás espiar sin ser visto a través de agujeros en las paredes, de la misma forma que lo hacía el rey Jacobo IV; visitar su cementerio de mascotas e, incluso, visitar el edificio más antiguo de la ciudad, incluido dentro de la estructura del propio castillo: la capilla de Santa Margarita.

Si no estás convencido de visitar su interior, deberías subir igualmente hasta la explanada en la que se erige. Además de poder contemplar una de las mejores vistas de Edimburgo si os encontráis allí a las 13:00 horas, seréis testigos directos del famoso cañonazo a la una de Edimburgo. La forma en la que hace siglos se indicaba a los barcos y a los ciudadanos la hora del día.

Catedral de St Giles

Junto al Castillo, mencionado anteriormente, es uno de los edificios con más valor de Edimburgo. El nombre resulta un tanto engañoso ya que realmente no es una Catedral. La explicación es muy sencilla: en la iglesia escocesa no existe la figura del obispo. Su arquitectura merece ser admirada, tanto por fuera, con su cúpula hueca, como por dentro, con unos techos impresionantes. 

Su valor histórico reside en que es el lugar donde se gestó la revolución protestante encabezada por John Knox. No es casualidad por lo tanto que haya una estatua suya en el interior del edificio. Uno de los lugares más bonitos es la Capilla del Cardo, llena de ángeles tocando instrumentos ¿encontrarás al que está tocando la gaita?

Además de iglesia ha acometido otras muchas funciones, es por ello que tenga un plano bastante irregular y característico. Para conocer su historia al detalle, te recomiendo nuestra entrada sobre St Giles, la Catedral de Edimburgo

Un lugar que ver en Edimburgo, su Catedral

El Palacio Holyroodhouse

Ubicado justo al otro extremo de la Royal Mile del que se encuentra el Castillo de Edimburgo, es otra de esas visitas que no pueden faltar en tu itinerario. Hoy en día, sigue siendo la residencia oficial de la Reina de Inglaterra en Escocia. Si quieres visitarlo asegúrate de que la entrada esté disponible antes de ir. Si la reina se encuentra allí, no podrá ser visitado por ningún turista.

Su interior es sinónimo de la historia de la realeza y la corona británicas. Además del interior del palacio, no deberías dejar de recorrer sus inmensos jardines. Una buena forma de descansar de la ciudad buscando un poco de tranquilidad. También puedes aprovechar y visitar las ruinas de la Abadía. Dicen que en los días de lluvia y los nublados (casi todos en Edimburgo) desprende una magia diferente y especial.

Al igual que ocurre con el Castillo, sobre todo en temporada alta es recomendable comprar tu entrada con antelación para Holyroodhouse. Evitando así colas de espera y entrando directamente a disfrutar de la visita.

Mary King´s Close

El callejón más famoso sin duda de la ciudad es éste. Si lo visitáis os adentraréis nada más y nada menos que en la Ciudad Subterránea de Edimburgo. Durante cientos de años permaneció cerrado pero en 2003 se reabrió al público como atracción turística. Las construcciones os harán ver en que situación de hacinamiento vivían los habitantes de Edimburgo durante los siglos XVI y XVII. La leyenda cuenta incluso que ahí se dejó encerrados a todos los enfermos de peste para evitar su propagación.

La visita a Mary Kings Close os revelará la parte más misteriosa y mejor guardada de Edimburgo. Un guía especializado os amenizará el recorrido por el lugar con más magia de la ciudad. ¡Cuidado por que dicen que los fantasmas de algunos asesinos siguen viviendo aquí!

Calton Hill

Muy cerca de la Ciudad Vieja de Edimburgo se encuentra Calton Hill, uno de los lugares favoritos de los edimburgueses. Su conjunto arquitectónico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es que no es casualidad que lo sea. Desde una imitación del Panteón Griego hasta monumentos a víctimas de Guerra.

Cuando el buen tiempo lo permite, es habitual ver la colina llena de vida. Muchos pintores buscan su inspiración con las maravillosas vistas de Edimburgo que se tienen desde aquí. Encontrarás todo lo que puedes visitar allí en nuestro post dedicado a Calton Hill: la colina más famosa de Edimburgo

Uno de los monumentos en Calton Hill

Dean Village

Pese a estar un poco más alejado del centro que el resto, es una visita que merece mucho la pena. Si viajas a Edimburgo con niños la visita será sumamente especial para ellos.

Hasta hace relativamente poco Dean Village era una pequeña aldea independiente. El enorme crecimiento de Edimburgo terminó por introducirla dentro de la capital. Hoy en día el contraste es enorme. Poder encontrarse con este pequeño rincón, detenido en el tiempo dentro de la moderna ciudad es todo un privilegio. Sus casa, puentes y paseos junto al río parecen arrancadas de un cuento de fantasía infantil. La arquitectura y colorido de sus casitas, te enamorará, te lo aseguro.

Además de caminar hasta Stockbridge, hay mucho más que hacer allí, por eso, en todo sobre la visita a Dean Village encontrarás los detalles necesarios para disfrutar de este remanso de paz.

Yate Real Britannia

El Royal Yacht Britannia fue el barco de la Casa Real Británica durante más de 40 años, y desde 1997 se encuentra amarrado en un puerto de Edimburgo haciendo las veces de museo. Se trata de una ocasión inmejorable de conocer los secretos de la Corona Británica al mismo tiempo que descubres los lujos con los que la reina Isabel realizaba sus viajes. Puedes comprar tus entradas para el Yate Real Britannia con visita en español.

Pese a ser uno de los puntos más visitados del barrio, Leith destaca por ser el puerto más importante de Escocia durante muchos años. Aunque ahora no recibe tráfico marino, su esencia perdura. Merece la pena acercarse hasta el lugar y descubrir todo lo que ver en Leith.

Orilla del río en Leith

Cementerios: los lugares más misteriosos que ver en Edimburgo

Si por algo es famosa Escocia en general y Edimburgo en concreto es por sus mitos y leyendas. Muchos de ellos giran entorno a los cementerios. Lugares que pese a su oscuro pasado están llenos de vida hoy en día. Es habitual ver a familias haciendo picnic en estos lugares o a grupos de amigos haciendo deporte. Lugares que tienes que ver en Edimburgo sí o sí.

Hay muchos camposantos en Edimburgo, unos se han hecho famosos por sus leyendas y otros por los ilustres personajes que descansan en ellos. Por un motivo u otro deberías visitar los más importantes, entre los que destacan Greyfriars, Calton, Dean y Canongate. En nuestro post Cementerios de Edimburgo encontrarás los motivos concretos por los que visitar cada uno de ellos. ¿Te atreves a conocer sus historias y leyendas de primera mano?

Si no tienes miedo a nada o eres muy aventurero, tienes la opción de hacer un Tour por los cementerios por la noche. Dudo que haya una opción mejor que ésta para visitar unos lugares con pasados tan tenebrosos.

Uno de los cementerio que ver en Edimburgo

Excursiones por Escocia

Gran parte de las maravillas de Escocia se encuentran lejos de la capital, por eso en nuestro post Excursiones desde Edimburgote hablamos de las 20 excursiones más recomendadas por quienes las han realizado. Muchos turistas dedican una buena cantidad de días a viajar por la zona, conociendo maravillas naturales y lugares famosos en todo el mundo.

Por encima del resto está, lógicamente, la excursión al lago ness desde Edimburgo, uno de los lagos más conocidos del mundo y que alberga probablemente la leyenda más famosa, la de Nessy, el monstruo del lago. Además hay varias rutas turísticas que rodean el lugar y que te pondrán en contacto de primera mano con la naturaleza escocesa.

Te recomendamos además especialmente la excursión a la isla de Skye para conocer, la maravilla natural más importante del país. Una excursión de un día de duración que te evadirá del ajetreo de la ciudad.

Éstas son nuestras recomendaciones sobre todo lo que ver en Edimburgo durante tu viaje. ¿Necesitas alguna más o algún detalle concreto? ¡Escríbenos! Kolaboo quiere ayudarte a hacer que tu viaje a escocia sea perfecto.

Artículos relacionados