Qué ver en Salamanca en dos días: Itinerario completo

02/07/2020
Posted in Salamanca
  • by Lucía Poyo
02/07/2020 Lucía Poyo

Qué ver en Salamanca en dos días: Itinerario completo7 min read

Itinerario de 2 días en Salamanca

Salamanca es una de esas ciudades que te cautivan a cada paso que das por sus calles. Su centro y su casco histórico son espectaculares, de esos que todas las personas deberían ver al menos una vez en la vida. Y para optimizar tu visita en este post te vamos a contar que ver en Salamanca en dos días.

Por suerte o por desgracia, no es una ciudad muy grande, por lo que este tiempo será suficiente para ver los monumentos más importantes a pie. Eso sí, te recomendamos que vayas con tu mejor cámara de fotos para no perder detalle de ninguno de sus rincones. ¡Comenzamos con el itinerario!

Ruta día 1

Iglesia de San Marcos

Empezamos nuestro itinerario de Salamanca en dos días en la Iglesia de San Marcos, una pequeña iglesia redonda de estilo románico que se alza en la Puerta de Zamora. Pero no dejes que te engañe su tamaño, es una parroquia cargada de historia.

De hecho, se dice que en el año 1200 el rey Alfonso IX de León entregó la iglesia a la asociación del clero, que se denominó Real Clerecía de San Marcos.

Plaza Mayor de Salamanca

Recorre la Plaza Mayor en tu itinerario

Desde la Puerta de Zamora comienza una de las calles más famosas de Salamanca, la calle Zamora. Si paseas por ella podrás disfrutar de la Plaza de los Bandos y más tarde de la Plaza de la Libertad, con sus asombrosos árboles y jardines.

Un poco más adelante verás la entrada a la Plaza Mayor, uno de los lugares insignia de Salamanca, donde año tras año se reúnen miles de estudiantes para la Nochevieja Universitaria y por donde tantos personajes emblemáticos han pasado.

¡Te proponemos un reto! Cuando entres verás que la plaza está rodeada por soportales y que, en la zona superior de éstos hay medallas con personajes importantes de la historia de España. De todos ellos, hay uno que se repite, ¿eres capaz de encontrarlo?

Catedral de Salamanca

Saliendo por el lado opuesto al que entraste en la Plaza Mayor de Salamanca, te encontrarás con la Rúa Mayor, una calle repleta de restaurantes, tiendas de regalos y lugares donde comprar el famoso hornazo de Salamanca. Conoce más platos de la gastronomía charra en nuestro artículo sobre comida típica de Salamanca ¡Se te hará la boca agua!

De camino encontrarás dos edificios históricos de Salamanca, la Casa de las Conchas, en la que te recomendamos hacer una parada y entrar para ver su patio interior, y la Universidad Pontificia de Salamanca, a la que solo se puede acceder si estudias en ella o si entras con alguien que lo haga.

Al final te encontrarás con la Plaza de Anaya, una plaza llena de jardines, árboles y bancos en los que descansar. Pero sin duda, lo más impactando de ella es la cara norte de la Catedral de Salamanca.

La Caedral, una visita obligada en la ruta de que ver en Salamanca en dos días

Desde abajo se pueden ver las torres de la clerecía y la catedral vieja, pero te recomendamos encarecidamente que subas a la Torre Ieronimus y disfrutes de las vistas de la ciudad. Descubre en nuestro artículo sobre las Torres Ieronimus toda la información que necesitas para visitarlas. Precios, horarios y los mejores consejos para evitar largas colas 😉

Convento de San Esteban

Y como último destino para este primer día de nuestro itinerario de Salamanca en dos días, el Convento de San Esteban, un lugar por el que han pasado miles de personas e incluso el mismo Cristóbal Colón en una de sus visitas a la Universidad de Salamanca.

Para llegar solo tienes que bajar por el lateral izquierdo de la Plaza de Anaya, que da a la calle Tostado y tras unos 5 minutos andando estarás en la Plaza del Concilio de Trento, donde se alza el Convento de San Esteban, que desde fuera es imponente, pero en su interior esconde lugares que merece la pena visitar. En nuestro post sobre el Convento de San Esteban de Salamanca cuáles son las mayores joyas que alberga y todos los detalles para planificar tu visita como el precio o el horario.

Ruta día 2

Universidad de Salamanca

El segundo día comienza tu itinerario frente Universidad de Salamanca, en la calle Libreros. Si no llegas demasiado temprano seguro que encontrarás turistas de todas nacionalidades buscando la rana entre los grabados de su fachada. Muchas personas no son capaces de verla, ¿crees que tú podrás?

Ruta del segundo días que pasa por la Universidad de Salamanca

Sus exteriores son bonitos, se puede ver la antigüedad de sus paredes e imaginar cómo era en tiempos de Colón, o aún más reciente, en tiempos de Unamuno. Pero sus interiores son una de esas visitas obligadas que tienen todas las ciudades. Apúntatela en tu itinerario y lee nuestro post sobre la Universidad de Salamanca para conocer mas sobre las leyendas que esconde y cómo visitarla.

Huerto de Calixto y Melibea

Bajando de nuevo hacia la Catedral y una vez en la Plaza de Anaya, saliendo por la derecha encontrarás una pequeña plazoleta (la Plaza de los Leones) y en ella, una calle que baja a la entrada del Huerto de Calixto y Melibea.

Nada más entrar te das cuenta de que es un lugar rodeado de un ambiente mágico. Sus caminos, sus plantas y sus flores y lo acogedor que resulta enamora a cualquiera que pase allí más de 5 minutos.

Casa Lis

A la salida del Huerto, de vuelta en la Plaza de los Leones, toma el camino contrario al que has usado para ir al Huerto de Calixto, es decir, a la derecha. Ahí encontrarás la entrada posterior a la Casa Lis, donde se encuentra el Museo Art Nouveau y Art Déco, una de las joyas de Salamanca.

La Casa Lis, uno de los imprescindibles que ver en Salamanca en dos días

También cuenta con una de las terrazas más exclusivas de la ciudad de Salamanca en la que da gusto sentarse a tomar un café y disfrutar de un tentempié. No pierdas la oportunidad de visitar este museo y conoce todos los detalles sobre el precio de la entrada y sus horarios en nuestro artículo de la Casa Lis de Salamaca.

Puente Romano

De nuevo en la puerta posterior de la Casa Lis, para llegar al Puente Romano solo tienes que seguir hacia delante y pronto verás cómo dejas atrás las calles estrechas y sales de nuevo a la ciudad, y de fondo, el Puente Romano de Salamanca.

Esta construcción que data del siglo I es una de las zonas con más vida de la ciudad. Gente haciendo deporte, familias paseando a las orillas del río Tormes y una de las mejores puestas de sol de Salamanca, la mejor forma de concluir este viaje por la ciudad salmantina.

Ahora que ya sabes todo lo que tienes que ver en dos días en Salamanca, haz la maleta y lánzate a descubrir una de las ciudades más bonitas de España. Y si tienes dudas a la hora de organizar el viaje ponte en contacto con nosotros a través del chat o de nuestro correo: info@kolaboo.com

Artículos relacionados