Las catacumbas del Vaticano: todo lo que necesitas saber

02/01/2020
Posted in Roma
  • by Lucía Poyo
02/01/2020 Lucía Poyo

Las catacumbas del Vaticano: todo lo que necesitas saber5 min read

Los tesoros subterráneos del Vaticano

A través de las innumerables entradas al Vaticano que se ofrecen podrás descubrir y visitar lugares y museos increíbles llenos de historias y reliquias. Una de las actividades que podrás realizar es la de visitar la Basílica de San Pedro. Tendrás la posibilidad de caminar bajo tierra por las catacumbas del Vaticano, a las que podrás acceder desde el interior de este majestuoso templo, y ver con tus propios ojos la tumba de Pedro Apóstol.

Si eres clautrofóbico, viajas con menores de 15 años o tienes problemas de salud relacionados con la humedad, puede que esta visita no sea la que mejor se adapte a tu itinerario. Pero… ¡que no decaiga el ánimo! porque existen un sinfín de tours y actividades en Roma que no te defraudarán.

Origen de las catacumbas romanas

La ciudad de Roma, entre otras muchas cosas, es conocida mundialmente por sus catacumbas. Cientos de kilómetros de galerías subterráneas que en la antigüedad fueron utilizadas entre los siglos II y V como lugar de sepultura para los primeros cristianos, quienes rechazaban la costumbre pagana de incinerar a los muertos.

Para solventar los problemas de espacio y de los altos costes de la tierra se optó por construir estas tumbas subterráneas que albergan una infinidad de nichos rectangulares.

Hoy en día la capital de Italia abre las puertas de estos cementerios, situados bajo tierra, para que los turistas como tú puedan viajar al pasado y descubrir la cultura de las antiguas civilizaciones romanas.

Ubicación de la Necrópolis del Vaticano

La Necrópolis del Vaticano en la Basílica de San Pedro

Las catacumbas, también conocidas como la Necrópolis Vaticana, se encuentran ubicadas bajo la Basílica de San Pedro, en la ciudad del Vaticano. Su origen se remonta al siglo I cuando sirvieron para enterrar a los cientos de cristianos que fueron ejecutados por el emperador Nerón y entre los que se encontraba el mismísimo San Pedro.

El emperador Constantino decidió levantar la Basílica del Vaticano sobre esta necrópolis en torno al año 319. Durante mucho tiempo fueron olvidadas y se llenaron de tierra hasta que en el siglo XX, con el Papa Pío XII, comenzaron las excavaciones con el objetivo de encontrar los restos de San Pedro. Imagínate cual fue su sorpresa cuando descubrieron las tumbas perfectamente conservadas que tiempo atrás habían quedado en el olvido.

En la actualidad, estas catacumbas se han convertido en uno de los mayores tesoros que alberga el Vaticano.

¿Qué puedo ver en los subsuelos de la Basílica?

Existen dos niveles por debajo de los suelos de la Basílica de San Pedro:

Grutas Vaticanas

Se encuentran a tres metros bajo tierra y además de albergar un sinfín de reliquias y obras religiosas, es el lugar en donde están las tumbas de grandes reyes y Papas de la historia a partir del siglo X. Entre ellos destacamos el sepulcro de Pío XII, Pablo VI o la tumba de Juan Pablo II. 

Catacumbas del Vaticano

A más de diez metros bajo tierra de la Basílica de San Pedro se encuentran las catacumbas. Más de 20 mausoleos abiertos al público en un recorrido de 100 metros en donde podrás contemplar las tumbas decoradas de plebeyos ricos y empaparte de todo lo relacionado con la transición del paganismo al cristianismo. ¿Puedes contar todas las referencias al dios Baco?

Pero sin duda alguna, el plato fuerte de esta visita es la la tumba del Apóstol San Pedro, uno de los tesoros mejores guardados por el Vaticano. Podrás admirarla con tus propios ojos y leer la famosa inscripción que pone «Pedro está aquí». 

Todo lo que necesitas saber sobre las catacumbas del Vaticano

¿Cómo puedo visitar las catacumbas del Vaticano?

Lee con atención los pasos a seguir para poder visitar las catacumbas del Vaticano porque no queremos que se te pase nada y te quedes sin vivir esta increíble experiencia.

Lo primero que tienes que hacer para acceder a la necrópolis es comprar la entrada con antelación. Aunque la visita a la Basílica de San Pedro es gratuita, deberás reservar previamente el acceso a las catacumbas, pues está limitado a 250 personas al día. 

Las visitas siempre se realizan con un guía, en grupos de 12 personas y tienen una duración aproximada de 1 hora y 30 minutos. 

El precio es de 13€/entrada individual y deberás hacer la reserva por correo, fax o en la propia Oficina de las Excavaciones situada en la entrada sur de la Basílica. Te recomendamos que te informes en la propia web del Vaticano o del Ufficio Scavi para saber más acerca de las direcciones y los datos que se te pedirán a la hora de hacer la reserva de tu visita.

Una vez adquirida la entrada, lo único que tendrás que hacer es presentarte en la Basílica con al menos 10 minutos de antelación a la hora reservada y disfrutar de la visita.

Visita la necrópolis del Vaticano en la Basílica de San Pedro

Normas y consejos a la hora de conocer la necrópolis del Vaticano

Para poder acceder a las catacumbas, primero debes entrar en la Basílica de San Pedro y allí se requiere llevar una indumentaria adecuada. Tanto para los chicos como para las chicas se exige pantalones largos y hombros cubiertos. En el caso de las mujeres que lleven falda, ésta debe llegar por debajo de la rodilla.

Además, no se permite el acceso a menores de 15 años y debido a la ubicación de las catacumbas, éstas no se recomiendan para personas con clautrofobia o problemas de salud relacionados con la temperatura o la humedad.

Si acabamos de hundir tu sueño de explorar las catacumbas, no te preocupes porque la ciudad de Roma es enorme y está repleta de emocionantes lugares que no debes dejar escapar a tus ojos durante tu viaje. Así que corre y adquiere tus entradas al Coliseo, disfruta de una visita al Castillo de Sant’Angelo o conoce el Foro Romano entre otras muchas cosas más.

¡Bueon Viaggio!

Artículos relacionados