Qué ver en Viena en 2 días – El mejor itinerario para un fin de semana en Viena

19/10/2021
Posted in Viena
  • by Cristina Bernardo de Miguel
19/10/2021 Cristina Bernardo de Miguel

Qué ver en Viena en 2 días – El mejor itinerario para un fin de semana en Viena

7 min. de lectura

¿Quieres saber qué puedes hacer en Viena en 2 días? Queremos contarte las actividades que no te puedes perder. La capital de Austria es conocida por su historia musical, pero no todo es música, tienes un sinfín de lugares  para descubrir. En este post te explicamos qué ver en Viena en 2 días.

Antes de empezar, te recomendamos que te saques el Viena Pass, que te va a facilitar la estancia en la ciudad. Ofrece descuentos económicos, transporte público gratuito, reducir tiempos de espera… Si quieres adquirirlo, aquí puedes ver todas las opciones que tienes para comprar con antelación el Viena Pass.

Día 1: Palacio Hofburg, Centro Histórico y Parque Prater

Viena esconde secretos en cada esquina. El primer día en la ciudad lo dedicaremos a conocer  las atracciones del centro, y lo terminaremos en el animado Parque Prater. Para empezar el día, puedes aprovechar para hacer un free tour por Viena, una opción muy recomendable para que no se te escape ni un detalle y veas lo más importante de la ciudad, se incluyen muchas de las cosas que veremos a continuación.

Palacio Hofburg y Plaza del Ayuntamiento

El Palacio Hofburg es uno de los complejos palaciegos más importantes del mundo. En su interior se pueden contemplar numerosos museos, además de los lugares en los que vivió la corte del emperador.

Palacio Hofburg en Viena

Concebida como un anexo del palacio, la Biblioteca Nacional de Austria es un imponente edificio barroco. Tras ella se encuentra el Buggarten, un tranquilo parque en el centro de la ciudad en el que te puedes tomar una foto con la estatua de Mozart.

El Ayuntamiento de Viena se construyó en el siglo XIX y tiene un marcado estilo gótico. En él se celebran numerosos espectáculos musicales. A su lado se encuentra el Parlamento, de inspiración griega. Frente a él se puede ver una estatua a la diosa Atenea.

Al cruzar la calle podrás contemplar el maravilloso Burgtheater, el Teatro Nacional. A su izquierda se encuentra la Universidad de Viena, con un estilo que bebe del Renacimiento italiano.

Centro histórico

En el centro de la ciudad se encuentra la bonita plaza de María Teresa. A sus lados se encuentran el Museo de Historia del Arte y el de Historia Natural, uno frente al otro. Son prácticamente iguales, excepto por la altura de las fachadas.

Siguiendo por la Ringstrasse, la avenida más importante de Viena, llegarás a la Ópera Nacional de Austria, uno de los edificios más importantes de la escena musical mundial. Aunque no tengas tiempo para disfrutar de una representación, debes hacer una visita a este espectacular edificio. En su interior se encuentra el Museo de la Ópera.

Vista nocturna de la Ópera de Viena.

En el centro de la ciudad te encontrarás con la iglesia de los Capuchinos. Bajo este edificio barroco se encuentra la Cripta Imperial, en la que descansan varios miembros de la familia real y de la aristocracia vienesa. Entre ellos, la emperatriz Sisí.

En la Stephansplatz se encuentra la Catedral de San Esteban. Edificada sobre un antiguo templo románico, ha sufrido varias modificaciones arquitectónicas a lo largo de la historia, pero su estilo más destacado es el gótico. Puedes subir a la torre Steffl, a 130 metros de altura, o descender a las catacumbas. Compra las entradas aquí.

Llegarás a la plaza de San Miguel.. En ella se encuentra la iglesia de San Miguel, uno de los pocos edificios románicos que quedan en Viena y uno de los más antiguos de la ciudad. Aquí se interpretó por primera vez el Réquiem de Mozart.

Kärtnerstrasse y Judenplatz

Puedes aprovechar para hacer unas compras en Kärtnerstrasse, la calle comercial más importante de la ciudad. Muy cerca se encuentra el museo Albertina, conocido por sus colecciones de arte. Puedes conseguir aquí las entradas.

Podrás dar un paseo por Heldenplatz, una gran plaza pública con mucha historia. Para continuar con el descanso, llegarás al Volksgarten, un parque de nueve hectáreas de extensión. En el centro se encuentra el Templo de Teseo Neoclásico, una réplica del Templo de Hefeso de Atenas.

Vista frontal del museo de la Secesión de Viena

Graben es una calle peatonal recorre el centro de Viena. En el siglo XVII, Leopoldo I mandó construir la Pestsäule, un espectacular monumento. La calle está salpicada de preciosos edificios, como el Ankerhaus o el Grabenhof.

Si sales de Graben y callejeas cinco minutos llegarás al Judenplatz, el corazón del gueto judío medieval. En el centro de la plaza está el Memorial del Holocausto. También hay parte del museo judío de Viena. Si quieres visitarlo y conocer la historia del judaísmo vienés, aquí tienes las entradas.

Parque Prater

Por la tarde tendrás que coger el bus para llegar al Prater, uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo. Se dice que si no subes a la noria no has estado en Viena, así que te animamos a visitarla.

Parque Prater en Viena

Día 2: Palacio de Schönbrunn, Naschmarkt y Palacio Belvedere 

Toma un buen desayuno, porque el segundo día va a ser muy movido.

Palacio de Schönbrunn

El Palacio de Schönbrunn es Patrimonio de la Humanidad y uno de las atracciones que no te puedes perder en Viena. Se trata de la antigua residencia en la que pasaban los veranos los Habsburgo. Podrás visitar las más de 40 habitaciones en las que vivió la emperatriz Sisí y recorrer sus jardines, por algo se le conoce como «el Versalles vienés«. Si quieres visitarlo, puedes hacerlo con una visita guiada para conocer en profundidad su historia y sus secretos. Aquí puedes ver todas las opciones que tienes para comprar las entradas al Palacio de Schönbrunn y hacer una visita guiada.

Palacio de Schönbrunn, en Viena

Naschmarkt y Barrio de los Museos

Puedes dar un paseo hasta la Iglesia de San Carlos. El emperador Carlos VI la mandó construir en 1716 como agradecimiento a San Carlos Borromeo, por librar a la ciudad de la epidemia de peste. La puerta está flanqueada por dos columnas en las que se relata la vida del santo y en el interior destacan los frescos de la cúpula.

A continuación, camina hasta el Naschmarkt, el mercado callejero más importante de Viena. Con más de 120 puestos, en él puedes encontrar alimentos exóticos y locales.

Situado en las antiguas caballerizas imperiales, en el Barrio de los Museos te encontrarás con 60.000 metros dedicados al arte y la cultura. Tienes que hacer una parada en el Museo Leopold, en el que podrás contemplar el Art Nouveau vienés y varias obras de Klimt. A dos minutos se encuentra el Kunsthalle de Viena, un pabellón que alberga interesantes exposiciones temporales. A su izquierda, está el MUMOK, el Museo de Arte Moderno, donde se exponen obras de los grandes artistas del siglo XX y XXI.

Palacio Belvedere

Para terminar el día, debes acercarte al Palacio Belvedere, uno de los símbolos de Viena. Se construyó a principios del siglo XVIII y se compone de dos palacios unidos por un gran jardín de inspiración francesa. Aquí podrás contemplar El Beso, de Klimt, además de muchas otras obras del artista y exposiciones temporales. Para no perderte nada, consigue aquí las entradas.

Palacio Belvedere en Viena, una de las cosas que ver en Viena en 2 días

Otras cosas que puedes ver en Viena en 2 días

Te vamos a recomendar un par de actividades para que puedas disfrutar con tranquilidad de tus últimas horas en Viena si decides cambiar el plan.

El Danubio es parte inseparable de la ciudad. Ha inspirado a numerosos artistas, desde Strauss a Robert Wise. Pasear por barco por él ofrece una perspectiva única de los lugares más emblemáticos del centro. Las excursiones que se ofrecen son muy numerosas, pero nosotros te recomendamos este crucero de una hora.

En el Cementerio Central de Viena se encuentran las tumbas de personajes de la talla de Beethoven, Antonio Salieri o Hedy Lamarr. Pero no es sólo un cementerio, también es una zona de recreo muy popular entre los vieneses, y un paraíso para los animales urbanos.

Estas son nuestras propuestas para ver Viena en 2 días. ¿Te animas?

Artículos relacionados