Visitar
la Estatua
de la Libertad

Mejores ofertas para visitar la estatua de la libertad

Sólo crucero
Crucero + Entrada
Con visita al Empire State
Con visita al Museo 11-S
Con visita al Battery Park
Con visita al pedestal
Con tour en autobús turístico
Con tour en helicóptero
Celebra el 4 de Julio


 

Por qué Visitar la Estatua de la Libertad

La Liberté éclairant le monde, que es como verdaderamente se llama la Estatua de la Libertad (y que significa algo así como “la Libertad iluminando el mundo”), es uno de los monumentos más famosos de Nueva York que deberían estar en el itinerario de tu viaje a Nueva York y que podrás visitar tomando el ferry que va hasta la isla donde se sitúa, desde donde las vistas, tanto de la estatua como de Manhattan, bastarán para dejarte anonadado.

Convertida en el símbolo de la inmigración por recibir durante el siglo XIX a los más de 9 millones de personas que llegaron buscando cumplir el sueño americano, la visita a la Estatua de la Libertad garantiza una experiencia inigualable, en especial si consigues ser de los pocos privilegiados que se hacen con unas entradas para el pedestal o la corona para visitar la Estatua de la Libertad por dentro, dos de los lugares más privilegiados donde poder disfrutar de las maravillosas vistas del corazón de Nueva York.

Tengas la entrada que tengas, ármate de paciencia, ya que el acceso al ferry que te llevará a visitar la Estatua de la Libertad y Ellis Island tiene largas colas que se deben, en parte, a las rigurosas medidas de seguridad por las que tendrás que pasar. Este protocolo de seguridad debe entenderse, ya que visitar la Estatua de la Libertad en Nueva York es una de las actividades más demandadas por los turistas que llegan a esta zona, no en vano es el monumento más importante de esta ciudad y, probablemente, del mundo debido a su significado moral. Tanto es así que tiene sus propias réplicas. Sí, si te encuentras en París, Tokio o Las Vegas, podrás visitar la Estatua de la Libertad. Obviamente, no son igual de impresionantes como la que se alza majestuosa ante la isla de Manhattan, pero también merece la pena visitar sus hermanas, si tienes la ocasión.
Seguir leyendo

Formulario de registro de correo.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo se llega a la visita a la Estatua de la Libertad y Ellis Island?

Hasta los ferries puedes llegar en Metro, mediante las líneas W y R, o en autobús subiéndote a las líneas M20, Q-01, M15-SBS.

¿Cuánto dura la visita?

La visita a la Estatua de la Libertad y Ellis Island puede llevarte unas 3 ó 4 horas. Incluso es posible que tardes algo más ya que deberás pasar los debidos controles de seguridad.

Por otro lado, si te animas a visitar Nueva York por tierra, mar y aire, necesitarás más tiempo para cumplir los distintos recorridos, que durarán unas 8 horas en total.

¿De dónde se sale para empezar la visita?

La Estatua de la Libertad sólo puede ser visitada mediante los ferries que salen a diario hacia Liberty Island, donde se sitúa el monumento. Estos cruceros parten o bien desde Bajo Manhattan o desde Nueva Jersey.

¿Hay colas y controles de seguridad?

Las colas son bastante largas, por lo que te recomendamos que primes la visita a la Estatua de la Libertad para la primera actividad a primera hora de la mañana.

Además, tienes que tener en cuenta que los controles de seguridad para subir al ferry que te lleva hasta Liberty Island son exhaustivos.

¿Qué precio tienen las entradas?

Si tu idea es tomar un ferry y hacer tu visita a la Estatua de la Libertad desde el crucero:

Si tu idea es visitar la Estatua de la Libertad por dentro, te recomendamos que te acojas a esta oferta exclusiva con acceso a la Estatua y al monumento conmemorativo del 11-S desde 44€. 

Si dispones de alguna tarjeta turística de Nueva York el ferry esta incluido, pero no la entrada al pedestal ni la corona.


¿Qué tipos de entradas hay?

  • Entrada básica: Esta incluye el viaje en Ferry hasta la estatua y a Ellis Island.
  • Entrada al interior: Además de lo anterior, te permite subir al mirador de la estatua. Muchas veces estas entradas se agotan rápido, así que mejor reserva con antelación.
  • Entrada a la corona: Es posible pero en grupos muy reducidos, por lo que hay que reservar al menos con 3 meses de antelación. 

¿Se puede visitar la corona de la Estatua?

Si, pero hay que reservar con varios meses de antelación ya que se realiza en grupos muy reducidos. 

El precio son 3$ más que la entrada normal y hay que recogerla directamente en taquilla. 

Y ten en cuenta que hay que subir ¡393 escalones! 


Formulario de registro de correo.