Visitar
la Estatua
de la Libertad

-1rating

-1 Comentarios

Si vas a Barcelona es imprescindible que visites la Sagrada Familia

Información útil

Cómo llegar

Puedes llegar en Metro, mediante las líneas W y R. O en autobús, líneas M20, Q-01, M15-SBS.

Horario

Los horarios del ferry para trasladarte hasta la Isla de la Libertad son de 8:00h a 16:30h (horario de Nueva York).

Duración

Entre 2 y 8 horas.

Precio

De 20 a 300€

Preguntas Frecuentes

¿Cuánto cuesta visitar la Estatua de la Libertad?

Visitar la Estatua de la Libertad tiene un precio diferente en función de tu elección sobre cómo hacerlo. Si tu idea es tomar un ferry y hacer tu visita a la Estatua de la Libertad desde el crucero y desde tierra en la propia Isla, los precios rondan 20€ por un crucero a la Estatua de la Libertad y Ellis Island y unos 30€ si prefieres hacer tu crucero por Nueva York al atardecer, de manera que puedas disfrutar del espectáculo de luces de la ciudad y de la propia estatua.

Si tu idea es visitar la Estatua de la Libertad por dentro, te recomendamos que te acojas a esta oferta exclusiva con acceso a la Estatua y al monumento conmemorativo del 11-S. Y si lo tuyo son las emociones fuertes y quieres llevarte la experiencia más galardonada en tu viaje a Nueva York, siempre puedes visitar Nueva York por tierra, mar y aire. Esta oferta te llevará en crucero hasta la Estatua de la Libertad, harás un tour en un autobús panorámico por la ciudad y podrás, también, conocerla desde las alturas sobrevolándola en helicóptero. Como ves, son varias las opciones que tienes para visitar la Estatua de la Libertad y todas ellas son muy aceptables.

¿Cuánto dura la visita a la Estatua de la Libertad y Ellis Island?

De nuevo, depende de cómo quieras visitar la Estatua de la Libertad. La visita a la Estatua de la Libertad y Ellis Island puede llevarte unas 3 ó 4 horas. Incluso es posible que tardes algo más ya que deberás pasar los debidos controles de seguridad. Por otro lado, si te animas a visitar Nueva York por tierra, mar y aire, necesitarás más tiempo para cumplir los distintos recorridos, que durarán unas 8 horas en total.

¿En qué consiste visitar la Estatua de la Libertad por dentro?

La mayoría de los turistas que viajan a Nueva York se decantan por visitar la Estatua de la Libertad desde el ferry que te transporta a su pequeña Isla, una experiencia más que suficiente para poder disfrutar de la Gran Dama. Las visitas a la corona de la Estatua deben reservarse con muchos meses de antelación ya que sólo se permite el acceso a un número limitado de personas por visita, por lo que no se incluye en ninguna de las ofertas recomendadas. Lo que sí se incluye es el y, desde allí, las vistas panorámicas ya son más que suficientes para sacar unas buenas fotos. La antorcha permanece cerrada al público desde 1916, cuando bombas alemanas impactaron sobre la Estatua y dañaron su pico más alto.

¿De dónde se sale para llegar a la visita a la Estatua de la Libertad?

La Estatua de la Libertad sólo puede ser visitada mediante los ferries que salen a diario hacia Liberty Island, donde se sitúa el monumento. Estos cruceros parten o bien desde Bajo Manhattan o desde Nueva Jersey.

¿Cómo se llega a la visita a la Estatua de la Libertad y Ellis Island?

Hasta los ferries puedes llegar en Metro, mediante las líneas W y R, o en autobús subiéndote a las líneas M20, Q-01, M15-SBS.

¿Qué debo saber antes de mi visita a la Estatua de la Libertad?

Las colas son bastante largas, por lo que te recomendamos que primes la visita a la Estatua de la Libertad para la primera actividad a primera hora de la mañana. Además, tienes que tener en cuenta que los controles de seguridad para subir al ferry que te lleva hasta Liberty Island son exhaustivos. La seguridad es lo primero y eso los neoyorkinos lo saben perfectamente y lo llevan a rajatabla, así que ármate de paciencia.

Comentarios de los Viajeros

Me quede flipando con el control de seguridad, es bastante estricto, aunque se entiende. Armaos de paciencia porque vais a pasar un ratito en las colas


Clara, Barcelona

Imprescindible!


María, Salamanca

La verdad es que me la esperaba un poco más grande. Mejor ir a 1a hora porque si no hay mucha cola


Ester, Gijón

Recomendable pero muchas colas aunque vale la pena.


Marcos, Benidorm

No subimos a la estatua porque las vistas desde abajo ya eran preciosas. Muy chula


Mario, Santander

Me quede flipando con el control de seguridad, es bastante estricto, aunque se entiende. Armaos de paciencia porque vais a pasar un ratito en las colas


Clara, Barcelona

Imprescindible!


María, Salamanca

La verdad es que me la esperaba un poco más grande. Mejor ir a 1a hora porque si no hay mucha cola


Ester, Gijón

Recomendable pero muchas colas aunque vale la pena.


Marcos, Benidorm

Por qué Visitar la Estatua de la Libertad

La Liberté éclairant le monde, que es como verdaderamente se llama la Estatua de la Libertad (y que significa algo así como “la Libertad iluminando el mundo”), es uno de los monumentos más famosos de Nueva York que deberían estar en el itinerario de tu viaje a Nueva York y que podrás visitar tomando el ferry que va hasta la isla donde se sitúa, desde donde las vistas, tanto de la estatua como de Manhattan, bastarán para dejarte anonadado. Convertida en el símbolo de la inmigración por recibir durante el siglo XIX a los más de 9 millones de personas que llegaron buscando cumplir el sueño americano, la visita a la Estatua de la Libertad garantiza una experiencia inigualable, en especial si consigues ser de los pocos privilegiados que se hacen con unas entradas para el pedestal o la corona para visitar la Estatua de la Libertad por dentro, dos de los lugares más privilegiados donde poder disfrutar de las maravillosas vistas del corazón de Nueva York.
Tengas la entrada que tengas, ármate de paciencia, ya que el acceso al ferry que te llevará a visitar la Estatua de la Libertad y Ellis Island tiene largas colas que se deben, en parte, a las rigurosas medidas de seguridad por las que tendrás que pasar. Este protocolo de seguridad debe entenderse, ya que visitar la Estatua de la Libertad en Nueva York es una de las actividades más demandadas por los turistas que llegan a esta zona, no en vano es el monumento más importante de esta ciudad y, probablemente, del mundo debido a su vital significado moral. Tanto es así que tiene sus propias réplicas. Sí, si te encuentras en París, Tokio o Las Vegas, podrás visitar la Estatua de la Libertad.
Obviamente, no son igual de impresionantes como la que se alza majestuosa ante la isla de Manhattan, pero también merece la pena visitar sus hermanas, si tienes la ocasión.