Si quieres dar un paseo diferente visita Tempelhof, un aeropuerto en medio de la ciudad que fue reconvertido a parque público. Caminar por sus pistas de aterrizaje no tiene precio.

Sal a tomar algo por Berlín. Terrazas, antiguos búnkers y edificios ocupados albergan bares de los que nunca te olvidarás.

Si te gustan los Kebabs, no dejes de comer uno en Berlín. En esta ciudad puedes encontrar el primer local donde se sirvió este plato. Algunos tienen tanta fama que tienen una gran cola, pero merece la pena la espera.

Aplicar filtros
Buscando ofertas ...

 



Pero hemos encontrado actividades cerca:

Otras Atracciones que te pueden interesar: