Dubrovnik: qué ver y hacer en la ciudad

14/12/2021
Posted in Dubrovnik
  • by Paloma Sánchez
14/12/2021 Paloma Sánchez

Dubrovnik: qué ver y hacer en la ciudad

12 min. de lectura
Fundada en el año 614 como Ragusa o Ragusium por refugiados romanos que huían del saqueo del asentamiento Epidaurum (a 15 km al sur, en la actual Cavtat), esta magnífica ciudad que fue parte del Imperio Bizantino y una ciudad libre entre los siglos XIV y XIX, fue declarada, en 1979, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


La “Perla del Adriático”, Dubrovnik o Ragusa para los italianos, es una ciudad que con su centro amurallado, arquitectura renacentista y un intenso mar azul te cautivará al instante.


Visita por el centro de la ciudad

La Ciudad Vieja es el casco histórico de la ciudad. Es una zona libre de coches y motocicletas, por lo que es ideal para caminarla. La principal vía del casco antiguo es Stradum, una calle peatonal de piedra caliza en la que encontrarás elegantes edificios venecianos. Comienza en la Vrata od Pila (Puerta de Pile) y termina en la plaza Luža con la
iglesia de San Blas (Cverka Sveti Vlaho) coronándola, una delicia del barroco veneciano que posee una icónica torre del reloj de 31 metros que honra al patrono de la ciudad, Blas de Sebaste.

Vista de la calle Stradum que recorre el centro de la ciudad.

En esta plaza se encuentra también el Palacio Sponza, un archivo estatal que alberga documentos de 1022 en adelante. Siendo uno de los pocos edificios sobrevivientes al terremoto de 1667, esta reliquia renacentista fue construida entre 1516 y 1522 y ha sido una aduana, una casa de la moneda, un arsenal y hasta un banco.
Vale la pena ver el patio interior, en cuyas galerías se suelen hacer pequeñas muestras de arte contemporáneo.

La entrada es de 25 Kunas (equivalente a unos 3,32€).

Descubre el Palacio de Sponza, uno de los edificios principales de la ciudad.

La Fuente de Onofrio es una parada obligatoria en Stradum y la podemos encontrar muy cerca de la Puerta de Pile. Construida en 1438, este oasis de agua fresca te sorprenderá con sus 16 máscaras semejantes a gárgolas, esculpidas en piedra, y su cúpula abierta en la parte superior (oculus).

Descubre la ciudad de la mejor manera con nuestros tours por Dubrovnik.

Sitios que no te puedes perder en Dubrovnik

Palacio del Rector (Knežev dvor)

Este palacio fue la sede del Rector de la República de Ragusa entre el siglo XIV y 1808. Construido en estilo gótico, presenta elementos del Renacimiento y barrocos. Es obra del ingeniero napolitano Onofrio della Cava y cuenta con ornamentos esculpidos por el milanés Pietro di Martino. El terremoto de 1667 golpeó severamente al edificio, por lo que el arquitecto siciliano Tommaso Napoli terminó dándole una impronta barroca a la fachada.
El palacio alberga el Museo de Historia de la Ciudad, que posee mobiliario antiguo y pinturas de maestros croatas desde el siglo XV hasta la actualidad. En el patio central hay un busto del naviero Miho Pracat, que donó todos sus bienes a la ciudad.
El palacio permanece abierto al público todos los días de 10:00 a 18:00 horas (abril a octubre).
De noviembre a marzo abre de 10:00 a 16:00 horas.

La entrada para adultos cuesta 40 kn (5,30€) y para niños, 20 kn (2,60€), con audioguía, 30 kn (4€).

Palacio del Rector en la plaza del centro de la ciudad.

Monasterio Franciscano de Dubrovnik (Mala Braća)

Este edificio religioso de elementos góticos y barrocos se encuentra en el número 2 de la famosa calle peatonal Stradun y muy cerca de la Puerta de Pile. La entrada a la iglesia es gratuita, pero hay que pagar para visitar el museo.
El Museo ha conservado una sección con la farmacia original dirigida por generaciones de hermanos franciscanos, una colección de reliquias (entre ellas, la cabeza de Santa Úrsula), una gran colección de joyas votivas, libros y documentos. 
Si bien es pequeño, el monasterio nos deleita con columnas ornamentales que adoptan formas vegetales, animales y humanas. Cuenta con un jardín en el centro del patio para sentarse y disfrutar de la quietud del lugar.

La botica del complejo es la tercera más antigua de Europa aún en funcionamiento (junto con la Officina Farmaceutica di Santa Maria Novella en Florencia y la Raeapteek de Tallinn). Los muebles de la farmacia están en perfecto estado y se pueden observar bellos botes cerámicos azules y blancos, antiguas balanzas y aparatos para destilar agua.

Visita al monasterio de la ciudad

Catedral de Dubrovnik

Sede de la diócesis de Dubrovnik, la Catedral de la Asunción (Katedrala Marijina Uznesenja) fue construida durante más de 40 años sobre los restos de la anterior catedral bizantina, derrumbada por el terremoto de 1667.
Inaugurada en 1771, es parte del paisaje aéreo de la ciudad ya que su cúpula azul contrasta con el rojo de los tejados.
El interior, con altares abundantemente decorados, alberga obras de famosos pintores italianos como la Madonna della Seggiola de Rafael o la Asunción de María, un políptico de Tiziano. El Tesoro de la Catedral incluye diferentes reliquias entre las que se encontramos los restos del patrono de la ciudad, San Blas. Te van a asombrar los tres relicarios de oro del mártir, decorados con piedras preciosas y esmaltes policromados.

La entrada al templo es gratuita, pero el acceso al Tesoro cuesta 10 kn (1,33€) y se puede visitar de lunes a sábado de 8:00 a 20:00 y los Domingos, de 11:00 a 17:30.

Vista de la catedral de la ciudad de Dubrovnik alzada sobre la ciudad.

Murallas de Dubrovnik (Dubrovačke gradske zidine)

Con 1940 metros de perímetro, las murallas de Dubrovnik constituyen un sistema de defensa que cuenta con 120 cañones, 16 bastiones y cinco fortalezas. En algunos puntos, los muros alcanzan hasta los 6 metros de espesor y alturas de 25 metros.  Las vistas de la ciudad, del puerto y del Adriático que nos ofrecen son increíbles. El amurallado actual es del siglo XIV luego de la independencia de la ciudad de la República de Venecia y ha resistido invasiones hasta 1806, cuando el ejército napoleónico asaltó la ciudad.
El sistema de murallas se refuerza con distintas fortalezas, como la de San Juan, la de Bokar, la torre Minčeta (el punto más elevado de las murallas), el fuerte Revelin, la fortaleza Imperial y el Lovrijenac (fortaleza de San Lorenzo), que fue la locación para la Fortaleza Roja en la serie de HBO Juego de Tronos.
¿Eres fan de la serie? Entonces no te puedes perder los tours de Juego de Tronos en Dubrovnik por los lugares más emblemáticos donde se grabaron algunas de las escenas míticas. ¡Un must para los seguidores!

La entrada para recorrer las murallas y fortificaciones del complejo es de 100 kn (13,31€) y abre todos los días de 10:00 a 16:00 h.

Visita la muralla del a ciudad y disfruta de las mejores vistas.

Islas de la costa que merecen tu visita

Mljet

Lagos, playas soñadas, frondosos bosques, acantilados y un parque nacional al noroeste. Esta isla es un lugar muy especial; la costa tiene una multitud de calas con playas de guijarros similares a las de Menorca. Ideal para pasar un día relajado descubriendo este paraíso natural.

Excursión imprescindible a la isla de Mljet.

Lokrum

Es una isla preciosa y se puede pasar fácilmente medio día o incluso un día entero en ella. Puedes hacer una bonita caminata hasta el fuerte (Fort Royal), maravillarte con sus bellos jardines botánicos, zambullirte en el Mrtvo More (una suerte de Mar Muerto) o visitar las localizaciones donde se filmó Juego de Tronos (la isla hace de la ciudad de Qarth,

visitada por Daenerys Targaryen en la segunda temporada de la serie).

La isla es una reserva natural, por lo que la entrada cuesta 150 kn por persona ( aprox. 20€). Debes tener en cuenta los 50 kn (6’60€) por el viaje de ida y vuelta en barco. Uno de sus reclamos turísticos son las rutas en kayak por sus numerosas cuevas, ¡no te lo puedes perder!

Se puede pagar la entrada con tarjeta en la isla y pagar el barco en efectivo en el puerto de Dubrovnik.

Tour imprescindible a la Isla de Lokrum

Hvar

La joya de la costa dálmata. Es la isla más extensa y es estupenda para salir de fiesta o para explorar sus diferentes playas. Su casco antiguo te encantará con sus palacios medievales, su marina y una fortaleza en la colina. Sin embargo, si buscas algo más relajado, deberías probar las tranquilas islas de Brac o Vis, todas están bien comunicadas con Split y Dubrovnik por ferry.

Una de las mejores vistas de la ciudad de Hvar.

¿Quieres darte un chapuzón en la ciudad y no puedes ir a las islas? Tienes una playa en la ciudad: Plaža Banje.
Esta hermosa playa mezcla de piedra y arena se encuentra en el centro de Dubrovnik y tiene una vista maravillosa del casco antiguo. La entrada es gratuita, pero las tumbonas y las sombrillas se alquilan (2 tumbonas y una sombrilla se consiguen por 200 kn, unos 27€). Hay que ir temprano, porque a partir de las 10 de la mañana se llena de gente.

Hay un bar lounge (Banje Beach) que abre a las 10:00 de la mañana, con muy buen café expreso, cervezas y ricos cócteles.

Playa de la ciudad de Dubrovnik con vistas al casco antiguo de la ciudad

¿Cómo moverse por Dubrovnik?

Dubrovnik no posee trenes, tranvías o metro, pero es una ciudad que se puede caminar en su totalidad. El transporte público es a través de los autobuses de Libertas, la compañía pública que opera las 12 líneas de la ciudad. Los billetes cuestan 12 kn (1,60€) en los kioskos Tisak o 15 kn (2€) si se pagan al chófer.
Una buena opción es un ticket válido para 24 hrs que cuesta 30 kn (4€).
El Aeropuerto de Dubrovnik (el más moderno de Croacia) se encuentra a 22 km del centro de la ciudad y es la línea 10 de autobús la que hace el recorrido que, al contar con muchas paradas, puede llegar a durar más de una hora. Otra opción para ir o volver del aeropuerto son los autobuses de Autotrans Arriva, con trayectos directos a Pile (casco antiguo) por 40 kn, con un trayecto de aproximadamente 30 minutos. Los taxis en el Aeropuerto pueden cogerse en el exterior de la Terminal B y el costo al centro de la ciudad ronda los 250-290 kn (35-40€).

Te ofrecemos las mejores opciones de traslado desde el Aeropuerto de Dubrovnik<

¿Dónde comer en Dubrovnik?

La historia de la ciudad así como también su gastronomía, está ligada a las influencias de Italia y Grecia, por lo que no extrañarás la comida mediterránea. También hay legados austrohúngaros, con platos como el odrezak (escalope empanado).
Entre las exquisiteces locales que podrás disfrutar están el pulpo a la vinagreta, la Dalmatinska pašticada (carne de ternera en salsa de vino, ñoquis de patata y ciruelas), el brodetto o cazuela de marisco y las kamenice (las afamadas ostras de Dubrovnik).

¡Todo sibarita encontrará su restaurante en la ciudad!

Estos son algunos de los que tienes que tener en cuenta:<

Azur (Pobijana ul. 10)

La comida es fantástica (fusión entre cocina asiática y mediterránea) y el servicio es aún más maravilloso. Entre las especialidades están los langostinos al ajo y pimientos de Sichuan o el donburi de albóndigas al curry y pechuga de pollo.

TuttoBene Pizzeria & Fast Food (Ul. od Puča 7)

Cocina muy sabrosa y a un muy buen precio para estar dentro de las murallas. El personal es muy amable y servicial.

Nishta (Prijeko bb)

¡Buen servicio y comida vegana! Platos que tienes que tener en cuenta: la dosa de arroz, la moussaka y el pastel de frutos del bosque. Hay menús por menos de 15 euros.

Restaurant 360 (Ul. Svetog Dominika bb)

Una experiencia gastronómica única en la vida, este restaurante con estrella Michelin tiene unas vistas y un ambiente únicos en toda Croacia. El servicio es de primera categoría. Si se hace el menú de degustación, la experiencia te llevará aproximadamente 3 horas y costará 980 kn (130 euros).

¿Dónde dormir en Dubrovnik?

Quienes visitaron Dubrovnik saben que la ciudad ofrece alojamiento para todos los bolsillos. Si se disponen de pocos días, lo mejor es una estancia en la ciudad vieja (Stari Grad) o en los barrios céntricos de Pile o Ploce, cerca de los puntos de mayor interés.

Esta es una selección de opciones para tu estadía dentro de la zona amurallada:

SUNce Palace Apartments (ul. Nikole Božidarevića 8)
Excelente ubicación (al lado de la iglesia ortodoxa de la Santa Anunciación (Crkva svetih Blagovijesti) a una calle de la
famosa Stradun. Las habitaciones son bonitas, muy limpias, tienen aire acondicionado y son amplias.
Otra ventaja: hay un buen restaurante al lado (Art Restaurant Renaissance) que puede que tenga el personal más amigable de la ciudad.

Los precios de las habitaciones rondan los 70 euros.

Hilton Imperial Dubrovnik ( Ul. Marijana Blažića 2)
Ubicado en un gran edificio de la década de 1890 y en una villa del siglo XX, este majestuoso hotel cinco estrellas está a tan sólo 3 minutos a pie del monasterio medieval de los franciscanos (Mala Braća) y de la Puerta de Pile, del siglo XVI, junto al casco antiguo.

Las habitaciones cuestan alrededor de 170 euros.

Villa Sigurata (Ul. Stulina 4)

Ubicado en 3 edificios de piedra que datan del siglo XVII, este íntimo hotel de gestión familiar en el casco antiguo está a 3 minutos a pie de las murallas de Dubrovnik y a 5 minutos de las tiendas y restaurantes de la calle peatonal Stradun. Estadías a partir de 50 euros.

Si te surge cualquier duda sobre los precios de las excursiones sobre el Adriático, de las visitas a los distintos puntos de interés de Dubrovnik o el interior de Croacia, puedes pedirnos consejo de forma gratuita en nuestro correo: info@kolaboo.com.

¡Estaremos encantados en ayudarte a planificar tu próximo viaje!

Artículos relacionados