El Funicular de Artxanda en Bilbao

29/06/2020
Posted in Bilbao
  • by Alejandro Martín Ordóñez
29/06/2020 Alejandro Martín Ordóñez

El Funicular de Artxanda en Bilbao5 min read

El Funicular de Artxanda en Bilbao es un antiquísimo medio de transporte usado actualmente para presenciar unas espectaculares panorámicas de la ciudad vizcaína. La importancia de este elemento en el turismo de la ciudad radica no solo en las bellas vistas, si no en su sencillez: es una actividad económica y rápida.

Historia del Funicular de Artxanda

El Funicular de Artxanda hizo su primer viaje lo hizo el 7 de octubre de 1915, operado por una empresa privada. Al desaparecer esta entidad, el municipio se hizo cargo de él en 1939. Actualmente está gestionado por el Ayuntamiento de Bilbao y fue totalmente reformado en 1983.

Respecto a su primera funcionalidad, se construyó para poder acceder al casino que estaba situado en el monte Artxanda. En la Guerra Civil, durante el asedio de Bilbao las vías y la estación superior fueron bombardeadas y se interrumpió el servicio hasta 1938.

 

Ubicación del Funicular de Artxanda

Su base se encuentra en la plaza del Funicular adyacente a la calle Castaños, en el barrio homónimo, próxima al paseo Campo de Volantín, entre el Ayuntamiento de Bilbao y el puente de La Salve. A pocos metros se halla también el Zubizuri, puente de Santiago Calatrava.

El Funicular de Artxanda | Trayecto, horario y precios

Como habíamos comentado, disfrutar de unas preciosas vistas de Bilbao está al alcance de todos y no te quitará tiempo en tu viaja a la capital vasca.

Acceso a la cabina

Trayecto

Existe un recorrido de aproximadamente 770 metros, con una curva intermedia que hace diferente este funicular frente a otros, se gana un desnivel de 226,49 m con pendientes máximas de casi el 45%. La capacidad de los vagones es de 70 personas.

Horario

Horario de invierno (1 octubre-31 mayo)

  • 7:15 – 22:00 h lunes a sábados
  • 8:15 – 22:00 h domingos y festivos

Horario de verano (1 junio- 30 septiembre)

  • 7:15 – 22:00 h lunes a jueves
  • 7:15 – 23:00 h viernes, sábados y vísperas de fiesta
  • 8:15 – 22:00 h domingos y festivos

Aste Nagusia (Semana Grande)

  • De sábado a sábado hasta las 24:00 h

La frecuencia del viaje, por otro lado, es de 15 minutos, mientras que la duración media es de 3.

Precios

El precio del trayecto es otro de los puntos fuertes del Funicular. Puedes comprar el billete en la estación de salida (Funikularreko Plaza). El precio de un billete de ida y vuelta es de 0,95€, mientras que su coste es gratuito para los titulares de la tarjeta Bilbao Bizkaia.

El mirador del Monte Artxanda

Una vez concluido el trayecto, llegarás al mirador, otro de los principales puntos que ver en Bilbao. El mirador de Artxanda está en lo alto de una montaña que bordea la ciudad de Bilbao. Su ubicación y las vistas que ofrece lo convierten en una de las paradas recomendadas durante tu visita.

Desde las alturas del mirador se pueden contemplar las montañas que rodean toda la ciudad y que a su vez forman los límites naturales de ésta misma, al mismo tiempo también se ve la ciudad. Gracias a esta increíble vista, los habitantes de Bilbao pudieron ponerle el apodo de la “Ciudad Agujero”, ya que se encuentra literalmente en el medio de la cordillera montañosa. También puedes contemplar la Ría, la cual es una desembocadura que conecta directamente con el mar, donde se mezclan ambas aguas.

El Mirador de Artxanda

Además, otros de los elementos emblemáticos que puedes observar desde las alturas son, por ejemplo, el puente Zubizuri y el espectacular Museo Guggenheim, además de todo el casco viejo de la ciudad. Todo ello conforman un paisaje único que merece la pena visitar y fotografiar, aunque es recomendable para ello subir un día soleado y con buena luz para poder presenciar todo con gran claridad.

 

Alrededores del Mirador de Artxanda

Ya en los alrededores del mirador, hay otros puntos de interés que merece la pena visitar, como es el caso de monumentos religiosos, tal como es el caso de la pequeña gruta de la Virgen de Lourdes. También gozan de importancia algunas esculturas como El engranaje y la Huella dactilar ambas creadas por el escultor Juan José Novella.

Anteriormente en el Mirador de Artxanda se encontraba una pista de patinaje, la cual por mucho tiempo fue la forma preferida de distracción para todos los habitantes de Bilbao. Esta se encontraba en el parque de atracciones de Artxanda construido a principios del siglo y que actualmente se encontraban en un estado de deterioro.

Artículos relacionados