Los Palacios Nazaríes de la Alhambra de Granada

03/06/2020
Posted in Granada
  • by Jorge Ulloa Celador
03/06/2020 Jorge Ulloa Celador

Los Palacios Nazaríes de la Alhambra de Granada7 min read

Descubre qué tienen de especial los Palacios Nazaríes de la Alhambra con esta ruta por sus interiores. Iremos del conjunto arquitectónico originario más antiguo hasta llegar a los palacetes más famosos y que mejor representan al arte musulmán andalusí de la Edad Media. En este post hablamos de quizá la visita más demandada de Granada y una parada imprescindible en el casco histórico de la ciudad. Puede ser complicado entrar a ella en las temporadas alta de turismo, si quieres evitar las largas colas que se forman te aconsejamos que procures reservar tu entrada a la Alhambra. Con el enlace podrás ver las distintas maneras que hay de conocer las partes de la fortaleza. Además de elegir la fecha y horarios, comparar precios de varias webs y poder planificar tus actividades de forma que aproveches tu visita al máximo.

El Mexuar de los Palacios Nazaríes

El Patio de Machuca sería un paso intermedio entre la Alcazaba y los Palacios Nazaríes de la Alhambra. Desde aquí se ve la fachada de el Mexuar, un área de la que poco se conserva su aspecto originario, al haber sufrido varias reformas en distintas épocas de la historia. Las partes en las que se divide son las siguientes:

Sala de la Oración

Posterior a la Sala del Mexuar, el Oratorio o Sala de la Oración debe su nombre al uso que se le daba durante el reinado musulmán. Ahora se nos presenta como una zona bien iluminada, que da al bosque que cubre la ladera sobre la que se asienta la Alhambra.

Cuarto Dorado

En conexión con al Palacio de Comares están la Sala y el Patio del Cuarto Dorado. Al igual que en la sala anterior, la decoración nazarí que recubre los arcos y muros es de una belleza inigualable. El alicatado también contribuye a la sensación de apacibilidad junto con la fuente céntrica del patio. Esta parte del Mexuar colinda con la fachada del Palacio de Comares.

Palacio de Comares de la Alhambra

Entramos a visitar lo más conocido del conjunto palacial. No es de extrañar, pues aquí es donde residían los sultanes almorávides. El Palacio de Comares le debe su aspecto en concreto a Yusuf I y su sucesor Muhammad V, monarcas en el reino de Granada durante el s.XIV. Hablemos de las dependencias del palacete:

Patio de los Arrayanes

De simetría armoniosa, con un estanque de agua lisa color esmeralda que refleja el pórtico de la Sala de la Barca y la torre del mirador. A diestra y siniestra se extienden dos hileras de arbustos que rompen con el blanco mármol de suelos y paredes, hasta llegar a la siempre presente fuente árabe, tan simbólica de esta cultura.

El Patio de los Arrayanes en el Palacio de Comares.

No cuesta nada ponerse lírico al describir este patio fotografiado hasta la saciedad. Está rodeado por distintas salas que conforman lo que llamamos el Palacio de Comares.

Torre de Comares

Pasamos por la Sala de los Embajadores, no sin antes alzar la vista para admirar su majestuoso acabado de yesería mudéjar y los zócalos embellecidos con azulejos. A través de un arco de medio punto podemos subir a la torre más alta de la Alhambra. Desde su terraza las vistas al Albaicín y el Barrio de Sacromonte son espectaculares.¿No conoces estos históricos zocos y zonas residenciales de los moriscos? Visita nuestro post sobre las cuevas del flamenco en Granada y descubre la cuna del arte andalusí en el Sacromonte.

Baños de Comares

Los hammam pueden encontrarse por toda la geografía de asentamientos musulmanes, y los Palacios Nazaríes de la Alhambra no iban a ser menos. Ahora son más un monumento arqueológico que otra cosa, pero si bajas hacia el casco antiguo de Granada podrás disfrutar de la experiencia de un baño árabe completamente habilitado para su uso. Se trata de un acierto seguro si vas con tu pareja. A propósito de esto, te contamos los planes más románticos para hacer en Granada y que tu visita sea realmente mágica.

Palacio de los Leones de la Alhambra

La obra magna del alarife de Muhammad V. Aquí se integran los elementos arquitectónicos nazarís de la manera más exquisita hasta llegar a una perfección de la técnica excepcional. Buena fe de ello la dan sus salas ricamente decoradas. Podemos citar la Sala de Mocárabes, Sala de los Abencerrajes, Sala de los ReyesSala de Dos Hermanas y Sala de los Ajimeces.

Los abigarrados techos y cúpulas de mocárabes, el detallismo impoluto que se desborda en los motivos de las paredes, los arcos que conforman el espacio de una forma inconfundible, el mosaico de los azulejos, las oraciones y poemas arábicos inscritos entre este baile de líneas a la vez orgánicas y matemáticas.

Inscripción arábica en las paredes de los Palacios Nazaríes de la Alhambra.

Podríamos seguir soltando alabanzas. Pero como queremos que lo descubras por ti mismo, lo mejor que puedes hacer es una visita guiada a la Alhambra. De esta forma, un guía experto te irá comentando todos los detalles por los que el conjunto palaciego es toda una obra de arte.

Patio de los Leones

Nos sobran los motivos para decir que el Patio de los Leones es la parte más conocida de la Alhambra. La conjugación de geometría, abstracción y naturalismo alcanza su esplendor con las figuras que custodian la fuente de los leones. Son los detalles, como el cristalino canal de agua que atraviesa el suelo de mármol, los que convierten a este espacio en una joya de la arquitectura nazarí.

Pórtico del Patio de los Leones.

Patio de Lindaraja

Una pequeña área ajardinada, donde refrescarse con la fuente central a la sombra de un árbol es todo un gusto. Te lo puedes tomar como un aperitivo antes de llegar a los augustos jardines del Generalife, otra parte de la Alhambra indiscutiblemente bella. Hablamos más distendido sobre sus zonas naturales y su palacio en nuestro blog, puedes leerlo si haces click en el enlace.

¿Listo para entrar a la fortaleza nazarí de la Alhambra? Si te ha quedado alguna duda sobre cómo acceder al recinto, o quieres que te ayudemos a planificar tu viaje, no dudes en consultarnos en nuestro correo info@kolaboo.com.

Artículos relacionados