Viajar a Ámsterdam con niños

13/04/2020
Posted in Amsterdam
  • by Jorge Ulloa Celador
13/04/2020 Jorge Ulloa Celador

Viajar a Ámsterdam con niños10 min read

¿Te estás planteando si deberías visitar Ámsterdam con niños? ¿Quieres saber si la ciudad ofrece facilidades para familias y actividades infantiles? En este post te contamos cuáles son los destinos que más les gustan a los pequeños de la casa. Con atracciones de lo más divertidas para ellos y que también pueden disfrutar los mayores. Sigue leyendo para saber cómo de family friendly es la capital holandesa.

Para completar tu viaje, a parte de visitar los lugares que te enseñamos más adelante, te encantará realizar un free tour por Ámsterdam. Dar una vuelta por el centro histórico para ver sus monumentos es una de las actividades más recomendables para cualquier visitante. Suelen durar unas 3 horas y están designados por distintas zonas dentro del centro. Te hacemos un avance de lo que te puedes encontrar en uno de estos tours visitando el enlace anterior.

Dormir en Ámsterdam con niños

Hay muchas opciones de alojamiento en la ciudad. Puedes ir, por ejemplo, al Hostal Stayokay en Vondelpark, el Miniger Hotel en el centro de Ámsterdam o el Hotel The Bridge, todos con habitaciones familiares. Algo más lujoso sería el Hotel Van Gogh o el Hotel Ibis Amsterdam Centre.

Otra opción menos ortodoxa pero muy interesante son las casas flotantes de Ámsterdam. Al tratarse de una ciudad portuaria llena de canales, ésta es una forma ingeniosa de aprovechar el espacio. Se puede reservar una noche en alguna de ellas a un precio que compite con los hoteles y alojamientos normales. Su estancia en ellas es única y las vistas que las rodean son incomparables.

Para más información sobre dónde alojarse en Ámsterdam, puedes leer nuestra entrada del blog. Pinchando en el link verás distintos precios de hoteles y hostales, ubicaciones y cercanía con el centro, museos y lugares de interés en los alrededores y todo lo que necesites saber para dormir en la capital de Países Bajos.

 

Cosas que hacer en Ámsterdam con niños

Artis Royal Zoo

¿A qué niño no le va a gustar visitar un zoológico? Con más de 700 especies de animales e innumerables plantas exóticas. La fauna y flora que aquí se exhibe llega de muchas partes del planeta, lo que hace que el descubrimiento sea constante. Cuenta con planetario, acuario y el recientemente instalado Museo Micropia dedicado a los seres vivos más pequeños, los microorganismos. También es utilizado como centro para otras actividades como conciertos, picnics o conferencias. En definitiva, un destino educativo y sobretodo muy divertido.

Un mono en el Artis Royal Zoo de Ámsterdam.

Abierto de noviembre a febrero entre las 9:00h y las 17:00h, y de marzo a octubre entre las 9:00h y las 18:00h.

Mercado de las flores

Orilla al río Amstel, en Singel t.o. 508. Reguliersdawarsstraat, se monta cada día el mercado de las flores. Su mayor atractivo son los típicos tulipanes de gran variedad de colores, pero puedes encontrar flores de todo tipo. Ideal para dar un paseo y respirar el fresco aroma de las plantas. Su horario es de lunes a sábado de 9:30h a 17:30h y los domingos de 11:30h a 17:30h.

Ámsterdam Arena

Éste es un destino para los amantes del fútbol. Ámsterdam es una de las cunas de este deporte a nivel europeo y mundial. Buena muestra de ello es su estadio, que en 2017 cambió su nombre por el de Johan Cruyff Arena, en memoria de la leyenda del fútbol que la capital de Países Bajos vio crecer.

Ámsterdam Arena, el estadio del Ajax.

En la actualidad es el campo que acoge al equipo del Ajax, y en muchas ocasiones donde la selección holandesa disputa sus partidos. Todos los días se puede hacer un tour por el Ámsterdam Arena, salvo días de partido como es lógico. Si quieres ver los vestuarios, la vitrina de trofeos, caminar por el césped y mucho más, te resultará interesante leer el post que hemos escrito sobre esta actividad. Allí detallamos horario de visitas, precios y en qué consiste el tour.

The Ámsterdam Dungeon

Una atracción para valientes. En el Ámsterdam Dungeon se enseñan hechos de las historia de Holanda que datan de la Edad Media. Posee elementos de terror y escenifica acontecimientos del siglo XV como la tortura medieval o las plagas. Puede resultar espeluznante, pero la experiencia está recomendada para niños y adultos, eso sí deben tener el valor suficiente para adentrarse en esta mazmorra. Los actores que participan en la experiencia interactúan con el público, de manera que resulta muy entretenido para el espectador. Además relajan el ambiente con situaciones humorísticas, el miedo está medido para que los más pequeños puedan también disfrutar con ello.

Paseo en bote

Existe una razón de peso por la cual llaman a Ámsterdam la «Venecia del norte«, y esa son sus canales. Es difícil caminar por la calle con una barca a escasos metros de ti y que no te vengan a la mente las góndolas italianas. Por supuesto tu también puedes subirte a una de estas embarcaciones y recorrer navegando la capital holandesa.

Paseo en bote por un canal de Ámsterdam con niños.

Los cruceros por los canales de Ámsterdam están a la orden del día, no se venden nada caros y son una delicia para los más pequeños. Si tienes interés en realizar uno de ellos visita el enlace para conocer precios, recorrido y el resto de información.

Paseo en bicicleta

La capital holandesa tiene la particularidad de ser muy llana, ésto hace que andar con una bicicleta sea muy accesible. Sin cuestas ni grandes pendientes, es normal ver a los autóctonos pedaleando de un lado a otro. Puedes coger a tu familia, alquilar unas bicicletas en Ámsterdam y dar un divertido paseo por sus calles. Es una actividad de coste insignificante que todo el mundo debería hacer, pues la sensación que te deja es inolvidable. Toda una experiencia al alcance de cualquiera. Si no te la quieres perder, te recomendamos que vayas al enlace anterior para saber todo lo necesario sobre este medio de transporte tan ecológico.

Museos en Ámsterdam para visitar con niños

NEMO Science Museum

Pasando por el barrio de Amsterdam-Centrum puedes ver la figura de un gigantesco barco que se alza al otro lado de un moderno puente. Lo mejor es que si te acercas descubrirás que en realidad se trata del edificio del Museo de la Ciencia. Si vas a Ámsterdam con niños tenemos que recomendarte hacer esta visita, es muy interactivo y está enfocado a los jóvenes, aunque pueden disfrutar de la experiencia personas de cualquier edad. No por nada es uno de los 15 museos de Ámsterdam más entretenidos, entre los que hay un museo de cera, en anteriormente citado Museo Micropia, o el Museo Casa Flotante cerca de la Casa de Ana Frank. Si esto te resulta interesante puedes leer más sobre ello en el vínculo que te damos a nuestro post.

Exterior del NEMO Science Museum.

Un lugar para aprender y jugar con las maravillas de la ciencia. La entrada cuesta 17’50€ para mayores de 4 años, pero puedes acceder de manera gratuita con la I amsterdam City Card. Una tarjeta que incluye la entrada a museos y atracciones, un crucero en barca por los canales y uso ilimitado del transporte público. Verás que la recomiendan en muchos sitios, así que si tienes curiosidad por saber qué beneficios te ofrece en el enlace resolveremos todas tus dudas.

 

Museo Marítimo Nacional

Cerca del antiguo puerto, en el edificio de ‘s Lands Zeemagazijn, se encuentra el Museo Marítimo de Ámsterdam. No tiene pérdida, pues a su lado flota una réplica de un buque de la Compañía Holandesa East India. Los extravagantes artilugios marítimos que aquí se exponen son una de las principales razones para hacer una visita. Pero por supuesto, también es de gran atractivo para los niños. Con videojuegos, atracciones y actividades les mantendrán entretenidos durante horas, además de que conocerán la historia de Holanda de una forma única.

Con un precio de entrada de 16€, la mitad para jóvenes de entre 5 y 17 años y gratis para menores de 4. Abierto todos los días de 9:00h a 17:00h, salvo el 25 de diciembre, el 1 de enero y el 27 de abril que se celebra el King’s Day. Este último, el día del Rey, es la fiesta nacional holandesa. También merecedora de una visita a Países Bajos, pues se crea un ambiente sin igual. Pásate por el post si quieres saber cómo se celebra y qué actividades hay ese día. Es una fecha señalada en el calendario de todos los holandeses y cuando más viva se ve la capital.

Parques de Ámsterdam para ir con niños

Los parques en Ámsterdam son una verdadera gozada. Zonas enormes ajardinadas con césped, fuentes, esculturas, actividades al aire libre y zonas de juego infantiles. Podemos citar alguno como Vondelpark, Amstelpark y Amsterdamse Bos, pero si de verdad quieres saber qué esconden estas maravillas de la naturaleza, te recomendamos que vayas a nuestro post sobre los parques de Ámsterdam. El simple hecho de pasear por ellos es una actividad reconfortante, al aire libre y para toda la familia, en definitiva una visita imprescindible.

Excursiones desde Ámsterdam

La mayoría de la gente que visita Países Bajos reserva algún día para visitar los pueblos de los alrededores, por supuesto también es muy recomendable si vas a Ámsterdam con niños. Son destinos rurales, de ambiente hogareño. Las excursiones de Volendam, Edam y Marken son las que más le gusta hacer a los turistas. Se trata de zonas portuarias, siempre encuentras coloridos barcos, algún que otro monumento o iglesia y los ya clásicos molinos holandeses.

 

Se encuentran muy cercanos entre sí, y a menos de una hora de la capital, por lo que puedes ver los tres en un día sin problema. Dispones de toda la información sobre lo que ofrece su visita en el enlace, con opción para ver las tres localidades, e incluso realizar una excursión a Zaanse Schans donde se encuentran los molinos de viento más famosos del país. En llegar hasta allí se tarda unos 40 minutos desde Ámsterdam, no está tan cerca de Volendam, Edam y Marken pero merece la pena ir a conocerlo. Para más detalles visita el enlace de Zaanse Schans.

Pueblo de Kinderdijk con un molino de viento al fondo.

El contrapunto a esto sería la excursión a Rotterdam y La Haya, dos ciudades portuarias de moderna arquitectura urbana. No cuentan con el ambiente apacible de los pueblos citados en el párrafo anterior, pero son un destino muy entretenido e interesante. A 1 hora y 15 minutos de la capital, las excursiones suelen consistir en una visita guiada a ambas, algunas incluyen la ciudad de Delft. Se tarda un día en verlas todas, puedes obtener más información al respecto en el link anterior.

 

Artículos relacionados