Los acantilados de Irlanda más impresionantes

02/03/2020
Posted in Dublín
  • by Lucía Poyo
02/03/2020 Lucía Poyo

Los acantilados de Irlanda más impresionantes7 min read

La Isla Esmeralda. Así es popularmente conocida Irlanda, y es que cuando sobrevuelas el país, estas tierras parecen una gran piedra preciosa que se desprendió del continente europeo y viajó miles y miles de kilómetros por el mar hasta quedarse detenida por un gran ancla de roca.

Irlanda es conocida por sus preciosos acantilados, los cuales comienzan en la superficie y se hunden para formar los paisajes más hermosos de esta mágica islita, en donde abundan mitos y leyendas de hadas y duendes de la buena suerte.

La magia de estos impresionantes atractivos turísticos la podrás percibir en el punto más alto de los acantilados, el centro de visitantes, en donde podrás observar la inmensidad del océano Atlántico, diversidad de aves marinas y muchas otras cosas más.

En las siguientes líneas te hablaremos un poco sobre los acantilados más impresionantes de toda la costa oeste de Irlanda.

Visita nuestra Guía de Viaje de Dublín con información sobre la moneda del país, los transportes y otros consejos útiles que te servirán de ayuda a la hora de disfrutar de estos tesoros de la naturaleza irlandesa.

Acantilados de Horn Head

Cubiertos de una suave manta de hierbas y flores de brezo, los acantilados de Horn Head sorprenden con su belleza a los turistas.

Ubicados a casi 200 metros sobre el nivel del mar, los acantilados de Horn Head son uno de los lugares más salvajes y alucinante de toda Irlanda, es decir, es una parada obligatoria si buscas nuevas experiencias. Hacer una excursión a este sitio no es para nada una mala idea.

Los acantilados de Irlanda Horn Head

Se caracteriza por su belleza atemporal, casi detenida en el tiempo, en donde la sensación de paz y libertad se siente desde el primer momento. Se puede llegar a pie y existen dos rutas, la primera es tomando el camino de la estación de policía de Dunfanaghy, en donde puedes disfrutar de una hermosa vista hacia una bonita bahía antes de subir hacia el acantilado.

Pero también existe una ruta alternativa, en donde se puede disfrutar de un pintoresco camino de dunas y montañas de arena.

Acantilados de Moher

Si de atracción turística por excelencia hablamos, entonces los acantilados de Moher en Irlanda son la definición de ello.

Este encantador lugar se encuentra a 270 km al oeste de Dublín, por lo que llegar hasta Moher desde Dublín es solo un salto. Estos acantilados tienen una altura que va desde los 120 hasta los 214 metros sobre el nivel de mar y cuenta con unos 8 km de longitud.

Los millones de visitantes que van anualmente hasta este lugar pueden disfrutar de unas hermosas paredes verticales de roca sólida, cuyas crestas parecen coloreadas con el verde más bonito. En su base, el mar golpea con tal intensidad que se puede escuchar el sonido de las olas como si estuviesen a escasos metros.

Excursión a los acantilados de Moher desde Dublín

A pesar de no ser los acantilados más altos de Irlanda, son los más bonitos y pintorescos. El lugar más icónico de los acantilados es la torre vigía, en donde los turistas pueden disfrutar de las impresionante vistas de la naturaleza irlandesa.

Para llegar a los acantilados de Moher desde Dublín por tu cuenta, puedes ir en transporte público u optar por coger un coche en alquiler. Te recomendamos que leas nuestro post sobre los transportes en Dublín para conocer cuál es la mejor forma de viajar hasta este paraíso natural.

Acantilados de Slieve League

Otra opción que ofrece Irlanda a sus visitantes es este acantilado. Está situado al suroeste del condado de Donegal, sin embargo, es una atracción turística menos conocida que las mencionadas anteriormente, claro está, no deja de ser un destino espectacular.

Los acantilados de Slieve League tienen una altura de 600 metros sobre el nivel del mar, y es considerado una de los acantilados marinos con más altitud en toda Europa.

Acantilados de Slieve League en Irlanda

Existen personas que coinciden en que su paisaje es mucho más bonito que el de Moher, pero es cuestión de hacer una visita para poder hacer las comparaciones, de hecho, no tiene tanta afluencia de visitantes, por lo que podrás encontrar un lugar lleno de paz y tranquilidad si lo que buscas es vivir la experiencia de este modo.

Al escoger este destino, podrás conocer la linda ciudad de Galway, que se encuentra muy próxima. No te olvides de echar un ojo a nuestro artículo con todo lo que hay que ver en Galway para disfrutar al máximo tu visita.

Acantilados de Kilkee

En el condado de Clare, pero más al sur de los acantilados de Moher, podrás visitar los hermosos acantilados de Kilkee. Aunque para llegar allí solo debes recorrer a pie 8 kilómetros, la mejor manera es hacerlo en coche particular o coche en alquiler, pues el transporte público no llega directamente.

Acantilados de Kilkee, un paisaje natural irlandés de ensueño

Este paisaje no tiene desperdicio, desde que te montas en el coche podrás disfrutar de un ambiente extraordinario, caracterizado por grandes oleadas de viento que predominan la mayor parte del año. Es un sitio especial para los amantes de la naturaleza, pues no está abarrotado de tiendas y podrás disfrutar de unos alrededores extraordinarios.

Cabo de Howth

El Faro Baily cerca de Howth

Tranquilidad y hermosura son las palabras perfectas para describir la península de Howth. Este lindo pueblecito está ubicado a 30 minutos al norte del condado de Dublín.

En este tranquilo lugar se pueden conseguir los acantilados de Howth, los cuales cuentan con una altura de 130 metros sobre el nivel del mar. Solo debes realizar un pequeño recorrido de unos 6 kilómetros para poder disfrutar de todo el paisaje y conectarte con la naturaleza. Para llegar debes ir al puerto de Howth y de aquí partir en busca de la aventura. En este recorrido podrás observar la isla del Ojo de Irlanda, la isla Lambay, el Faro Baily y la costa de Wicklow.

Acantilados de Loop Head

Estos espectaculares acantilados son la parada obligada si quieres tener un encuentro en paz con la naturaleza. El paisaje marino y los sitios históricos se unen para hacer de este recorrido algo fantástico.

Este es el punto más al oeste de la isla, pero no te arrepentirás, porque aunque los acantilados son más bajos que los de Moher, la hermosa vista y el paisaje deja a más de uno sin aliento. Se encuentran en el condado de Clare.

Precipicio de Loop Head

Si quieres que la aventura esté completa, entonces no puedes dejar de visitar su imponente faro y otros lugares por este mismo sitio en donde se encuentran reliquias de la Segunda Guerra Mundial.

La vista en los acantilados de Loop Head es tan impresionante, que no es casualidad que los productores de la famosa película Stars Wars: el último Jedi hayan escogido la locación para grabar algunas escenas. Sin duda no te arrepentirás.

Ya conoces los acantilados más impresionantes de todo el país, pero como queremos que sigas descubriendo otros paisajes increíbles rodeados de naturaleza, te invitamos a leer nuestra entrada con los castillos de Irlanda más famosos. Lugares de cuento de los que no querrás regresar jamás 😉

Artículos relacionados