Real Jardín Botánico de Edimburgo: la mayor colección botánica del Reino Unido

25/02/2020
Posted in Edimburgo
  • by MarcoCarrascal
25/02/2020 MarcoCarrascal

Real Jardín Botánico de Edimburgo: la mayor colección botánica del Reino Unido5 min read

Visita al Real Jardín Botánico de Edimburgo

Se trata de uno de los lugares preferidos por la mayoría de habitantes de Edimburgo. Es muy común, sobre todo en los días de buen tiempo ver a familias locales o a grupos de amigos paseando y disfrutando por el Jardín Botánico de Edimburgo. Es por eso por lo que se sitúa entre los lugares más destacados y habituales que ver en Edimburgo.

El Real Jardín Botánico de Edimburgo fue creado en el año 1670 por dos médicos que cultivaban plantas medicinales. Resulta curioso que no se construyó en el mismo lugar donde se encuentra actualmente. En el año 1820 fue trasladado a su habitual ubicación, en Inverleith Row para alejarlo de los aires contaminados de la ciudad.

El jardín tiene una extensión de 28 hectáreas por lo que los senderos y rutas que lo recorren son muy numerosos. Por eso, probablemente resulte tan atractivo para los edimburgueses y por eso sorprende tanto a los turistas que lo visitan.

La visita al Jardín Botánico es una de las mejores actividades que hacer en Edimburgo con niñosUna parada maravillosa para descansar de visitar museos y monumentos concurridos y disfrutar del aire puro y la tranquilidad de un lugar como éste.

Además, muy cerca se encuentra el barrio de Stockbridge, una zona de Edimburgo que parece sacada de un cuento de niños. Para saber todos los detalles de estos barrios, te recomiendo leer nuestro post sobre Dean Village en Edimburgo

El edificio más famoso del Jardín Botánico de Edimburgo

¿Qué ver en el Real Jardín Botánico de Edimburgo?

Un dato a tener en cuenta es que el jardín funciona al mismo tiempo como atracción turística y como instalación científica en la que se siguen realizando trabajos e investigaciones hoy en día. Además un dato interesante es que tiene sedes en otras 3 ciudades escocesas.

A lo largo de su superficie podemos encontrarnos hasta 3 millones de especímenes, lo que supone que es una de las colecciones botánicas más importantes del mundo entero. El jardín está organizado por zonas geográficas, por lo que podremos hacer un «recorrido por el mundo» conociendo las diferentes especies de cada zona. Encontraremos zonas de Australia, zonas del desierto, zonas del amazonas, plantas alpinas, de la selva negra y de otros lugares conocidos.

Existe una zona dedicada a la flora típica de escocia, si no tienes la posibilidad de hacer una excursión al Lago Ness desde Edimburgo o a las highlands, puede ser una buena oportunidad de transportarte hasta estos maravillosos paisajes.

Si tienes en mente hacer alguna salida te recomendamos nuestro post excursiones desde Edimburgo para que conozcas todas las opciones y posibilidades.

Los invernaderos en el Jardín Botánico de Edimburgo

A lo largo del recinto nos encontraremos con diferentes glasshouses, invernaderos con vegetación que únicamente puede sobrevivir con unas condiciones climáticas concretas. Hay que destacar que la entrada a los invernaderos es la única zona de pago dentro de todo el reciento.

Merece bastante la pena ya que podremos ver cerca de 2.500 plantas especiales de diferentes lugares del mundo. Cada invernadero trata de imitar las condiciones donde habita cada conjunto de plantas.

Jardines preferidos por los turistas

El número de jardines que nos podemos encontrar es enorme, no obstante existen unos cuantos que destacan sobre el resto. Todos están cuidados a la perfección y son maravillosos pero por sus formas, por sus colores o por sus olores hay algunos rincones que siempre están llenos de turistas.

La ladera china, la gran arbolada, el jardín de la roca y sobre todo el jardín memorial a la Reina Madre son los que más pasiones destacan entre los visitantes. También son los menos frecuentados por los locales ya que cuando estos quieren disfrutar de la tranquilidad del lugar, lo hacen por las zonas menos concurridas.

Un lago en el Jardín Botánico de Edimburgo

Cómo llegar al Jardín Botánico

La ubicación del lugar, pese a estar ligeramente separada del centro de a ciudad, se encuentra a una distancia bastante asequible para recorrer a pie. Si tenemos tiempo, puede ser una forma interesante de ir conociendo la ciudad mientras recorremos la distancia que lo separa. Para conocer todo lo que hacer y todo lo que ver en la Ciudad Vieja de Edimburgo, te recomendamos leer nuestra entrada en el blog para que puedas organizar la ruta a tu antojo.

Si tu flexibilidad no es tan grande o quieres conocer directamente el jardín sin entretenerte por el camino, tomar un autobús urbano es la mejor opción y la forma más rápida de llegar hasta las puertas del recinto.

Podemos coger 3 líneas diferentes que paran en Royal Botanic Gardenla línea 8, la línea 23 y la línea 27. En nuestra entrada consejos sobre Edimburgo encontrarás toda la información relativa a los transportes urbanos y las mejores combinaciones.

Precio y horario de visita a los jardines

La entrada al recinto del Jardín Botánico es gratuita, tan solo tendremos que pagar si queremos visitar el interior de los invernaderos. El precio de entrada a esta zona (totalmente recomendada) es de:

  • 6,6 € para los adultos
  • 5,4 € para estudiantes y jubilados
  • GRATIS para menores de 15 años.

Debes saber que se encuentra abierto todos los días del año. Si bien es cierto que la mejor época es la primavera y que es la temporada en la que la mayoría de especies florecen y el jardín presenta un colorido sin igual. Dependiendo del mes el horario es distinto:

  • De noviembre a febrero: de 10:00 a 16:00
  • Marzo y octubre: 10:00 a 18:00
  • De abril a Septiembre: de 10:00 a 19:00

Uno de los senderos principales del recinto

Si necesitas cualquier información adicional sobre la visita al Jardín Botánico de Edimburgo o tienes cualquier duda ¡Escríbenos! En Kolaboo estamos deseando ayudarte a hacer que tu viaje a Edimburgo sea inolvidable.

Artículos relacionados