Los Jardines del Vaticano, un espacio natural de cuento

08/01/2020
Posted in Roma
  • by Lucía Poyo
08/01/2020 Lucía Poyo

Los Jardines del Vaticano, un espacio natural de cuento5 min read

El pulmón verde del Vaticano

Con tus entradas al Vaticano no solo vivirás experiencias rodeadas de lujo y arte religioso en edificios tan majestuosos como la Basílica de San Pedro. También podrás alejarte durante unas horas del bullicio de estos concurridos lugares y respirar aire fresco en los impresionantes Jardines del Vaticano.

Si eres un amante de la naturaleza estos verdes terrenos son, sin duda alguna, una parada obligatoria que deberás añadir a tu itinerario. A continuación, te contamos más acerca de este enorme paraíso ubicado dentro de los muros vaticanos.

Historia de los Jardines del Vaticano

El origen de los Jardines de la Ciudad del Vaticano se remonta a la época medieval, exactamente al siglo XIII, cuando el Papa Nicolás II decidió trasladar su residencia al Vaticano. Para protegerla construyó un muro, no sin antes dejar un terreno a su alrededor para convertirlo en su jardín privado formado por un huerto y verdes praderas.

Tiempo más tarde, con el Papa Julio II se llevaron a cabo una serie de reformas en el paisaje bajo el diseño del arquitecto Donato Bramante. Esta remodelación dio lugar a un laberinto de bog y a tres patios de estilo renacentista: el Cortile della Pigna, el Patio de Belvedere y el Cortile della Biblioteca. Asimismo, el muro de Nicolás II fue sustituido por una gran muralla defensiva y el paisaje se enriqueció con estatuas, fuentes y templos renacentistas.

Los Jardines de la Ciudad del Vaticano

A lo largo de los años estos terrenos han ido sufriendo pequeñas modificaciones por los diferentes Papas de la historia. En la actualidad los jardines comprenden la mitad del territorio total de la Ciudad del Vaticano abarcando más de 23 hectáreas.

Además de ser el lugar de retiro del Papa, es un gran atractivo para los turistas y tú no puedes perder la oportunidad de explorarlo.

¿Qué puedo ver en los Jardines del vaticano?

Entre la calma y la armonía que caracteriza a este verde lugar podrás disfrutar de una gran variedad de fauna, flora y elementos arquitectónicos por todas partes. Fuentes, esculturas, grutas dedicadas a la Virgen María, monumentos, edificios y ¡hasta un bosque de 3 hectáreas!

Descubrirás rarezas botánicas que han sido donadas a los Papas a lo largo de los años. Y si te gustan los animales estás de suerte porque si tienes suerte podrás tropezarte con loros monjes, serpientes, ranas, ardillas e incluso zorros.

Dentro de este espacio natural se pueden distinguir perfectamente tres tipos de estilos paisajistasel jardín italiano en donde predomina el estilo renacentista, el francés con elementos barrocos y el inglés caracterizado por las formas geométricas que predominan en su naturaleza.

Explora cada secreto del pulmón verde del Vaticano

Entre los edificios y rincones más espectaculares que podrás conocer durante la visita a los jardines destacamos:

  • El Giardino Quadrato: conocida también como el jardín secreto del vaticano, es una gran plaza cuadrada de casi una hectárea de tamaño ubicada junto a la Pinacoteca Vaticana.
  • La Estación de Ferrocarril: en un extremo de los jardines se encuentra la única estación de tren de la Ciudad del Vaticano. Fue inaugurada en el año 1933 con el objetivo de servir de transporte para el Papa. Hoy en día se utiliza ocasionalmente para el transporte de mercancías.
  • La Casina de Pio IV o Villa Pía: construida por el Papa Pablo IV en 1558, este pintoresco edificio de estilo manierista es actualmente la sede de las Academias Pontificias de las Ciencias y de Ciencias Sociales. 
  • La Fuente del Águila: entre las infinitas fuentes que se encuentran repartidas por estos terrenos, esta es probablemente la más impresionante de todas. Alberga una cascada con agua procedente del Lago de Bracciano.
  • La Gruta de Lourdes: uno de los lugares de peregrinación principales de los jardines protegido por la estatua de la Virgen María.
  • El monumento al intento de asesinato de Juan Pablo II que tuvo lugar en la Plaza de San Pedro.
  • Radio Vaticano: es el centro de transmisiones que se inauguró con el Papa Pio XI en 1931 y desde donde se emitió en directo la coronación de Pío XII.
  • El Helipueto: fue mandado construir por Pablo VI. Desde aquí el Papa deja su pequeño estado para asistir a las reuniones y visitas pastorales. 

Cómo visitar los jardines del vaticano

Debido a la inmensidad de este espacio natural, solo es posible visitar los jardines en compañía de un guía local. Éste te contará de una forma amena y entretenida las anécdotas que nacieron en este lugar y que giran en torno a los Papas de Roma.

El precio de la entrada ronda los 30€ y lo mejor es hacer la reserva con antelación para evitar las largas colas que se forman en la puerta.

Puedes conocer estos frondosos rincones a pie, pero si prefieres comodidad y tranquilidad no te desesperes porque también existe la opción de visitar los jardines del Vaticano en autobús. Ya no hay excusas para respirar aire fresco ¿Te animas?

Una de las combinaciones más demandadas por los turistas a la hora de explorar los Jardines del Vaticano es la de completar la experiencia con una visita a los Museos Vaticanos y a la Capilla Sixtina. De esta manera recibirás una clase de arte muy completa sobre el país más pequeño del mundo.

Organiza tu visita a los Jardines del Vaticano

Otras actividades fuera del Vaticano

Si ya te has pateado cada rincón de la Ciudad del Vaticano, no te preocupes, tu viaje aún no ha acabado. La capital de Italia ofrece un sinfín de tours y actividades para que puedas vivir aventuras únicas y maravillosas. Regresarás a casa con más de una lección aprendida.

Una de las actividades que no puedes dejar escapar es la de visitar el Coliseo, uno de los mayores tesoros de la ciudad. Con una gran historia a sus pies este antiguo anfiteatro te hará viajar al pasado para vivir en persona una auténtica batalla de gladiadores.

Y si quieres seguir viviendo experiencias únicas te recomendamos que te atrevas a visitar la parte más oscura de Roma, sus catacumbas. Allí aprenderás todo acerca de las antiguas costumbres que tenían los romanos a la hora de enterrar a sus muertos y conocerás rincones impresionantes construidos bajo tierra. ¿Te lo vas a perder?

Artículos relacionados