San Pedro del Vaticano: una visita imprescindible en tu viaje a Roma

02/01/2020
Posted in Roma
  • by Lucía Poyo
02/01/2020 Lucía Poyo

San Pedro del Vaticano: una visita imprescindible en tu viaje a Roma7 min read

Basílica de San Pedro: información útil para tu visita

Una de las mayores actividades que podrás realizar tras adquirir tus entradas al Vaticano es la visita a la Basílica de San Pedro, el mayor símbolo del catolicismo y el lugar en el que se encuentra la Santa Sede.

Protagonista de las ceremonias más importantes del Papa, esta majestuosa iglesia es un tesoro que obligatoriamente debe estar incluido en tu itinerario de viaje por Roma.

Historia y Origen de la Basílica de San Pedro del Vaticano

Si queremos hablar del origen de esta iglesia debemos remontarnos al año 329 cuando el emperador Constantino decidió levantar una basílica sobre los restos de San Pedro, el primer Papa de la historia. Y probablemente estemos de acuerdo en que fue una gran forma de rendirle homenaje.

Durante  muchos años fue el lugar por excelencia de la peregrinación de Occidente, hasta que en el 1506 con Julio II se inició la construcción de una nueva basílica en reemplazo de la original. Este trabajo llevó su tiempo, pues no se dio por finalizado hasta más de un siglo después. 

Pero como dice el refrán «lo que más trabajo cuesta, más dulce se muestra». Y es que hoy en día San Pedro del Vaticano se ha convertido en la basílica más grande y bella del mundo. Su interior alberga un sinfín de valiosas reliquias y tesoros que dejan prendado a todo turista que tiene el honor de pisar sus suelos. ¿A qué esperas para ser uno de ellos?

Fachada de la Basílica de San Pedro en Italia

¡Y hay más! Durante el largo proceso que vivió el nacimiento de este templo fueron muchos los artistas que dejaron su huella en su creación. Algunos de los grandes son Maderno, Miguel Ángel, Bernini o Donato Bramante. Si eres fan del arte ¡corre y no pierdas esta oportunidad!

Qué puedo ver en San Pedro del Vaticano

Como uno de los edificios más grandes del mundo, existen una infinidad de valiosas reliquias y lugares impresionantes que dejarán a más de uno con la boca abierta. Llena tus ojos de colores con el arte de Miguel Ángel, sube a lo alto de su inmensa cúpula para conseguir la mejor panorámica de la ciudad y no te olvides de visitar la tumba del mismísimo Apóstol que da nombre a la basílica y del Papa más querido de la historia.

Reliquias y obras de arte religiosas

Entre la gran variedad de tours y actividades en Roma, la visita a la Basílica de San Pedro es una opción ideal para conocer la parte más lujosa y bonita de Italia.

En el interior de la basílica contemplarás una gran variedad de mosaicos, estucos y estatuas ubicadas en la gran bóveda de cañón de la nave central. Podrás pasear entre las diferentes capillas que la componen y admirar cada elemento decorativo de sus paredes. También podrás contemplar el famoso Baldaquino de bronce Bernini formado por cuatro columnas que alcanzan una altura de 29 metros.

Baldaquino de San Pedro de Bernini en el Vaticano

Asimismo, una de las mejores cosas que harás es ver con tus propios ojos La Piedad de Miguel Ángel y experimentar en persona el dolor de la Virgen María por su hijo Jesús recién fallecido.

La Gran Cúpula

La cúpula de la basílica es una de las partes más importantes y espectaculares del edificio. Con más de 40 metros de diámetro y una altura de más de 136 metros, este elemento arquitectónico de aspecto renacentista es obra del mismísimo Miguel Ángel. ¿Sabías que sirvió de inspiración para el Capitolio de Washington?

Para acceder a lo alto de esta cúpula deberás cargar bien de aire tus pulmones y subir los 551 escalones que la rodean. Una vez en la cima podrás obtener la mejor panorámica de la Plaza de San Pedro y de Roma.

Vistas de la Plaza San Pedro desde lo alto de la cúpula

Las Grutas Papales

Ubicadas bajo la nave central, en el nivel II de la Basílica de San Pedro, se encuentran las Grutas Papales. En su interior contemplarás las tumbas de grandes Papas, reyes y reinas de la historia como la de Juan Pablo II, el Papa más querido de la Iglesia Católica, la de la reina Cristina de Suecia o la del Papa Pío XII.

La Necrópolis Vaticana

A más de diez metros bajo tierra se encuentran las catacumbas del Vaticano. 20 mausoleos abiertos a los turistas en donde podrás pasear entre las tumbas de plebeyos y conocer todo acerca del cristianismo y el paganismo.

En este sombrío lugar tendrás la oportunidad de ver la auténtica tumba de San Pedro, probablemente el tesoro mejor guardado que alberga la basílica.

Cómo visitar la Basílica del Vaticano

Tenemos una gran noticia que darte y es que la entrada a la Basílica de San Pedro es completamente ¡gratuita! Sí, sí lo que has leído, no tendrás que sacar la cartera para poder disfrutar de esta maravillosa iglesia. 

Sin embargo, si quieres realizar una visita guiada, subir a lo alto de la gran cúpula o bajar a diez metros bajo tierra para caminar entre las tumbas de la Necrópolis Vaticana, entonces sí deberás pagar un precio para hacerlo.

Precio para subir a la cúpula

El ascenso a lo alto de la cúpula de San Pedro te saldrá por un precio de 8€ si decides demostrar tus habilidades deportivas y subir los más de 550 escalones que hay. Sin embargo, si no te importa pagar más y prefieres ahorrarte unos 230 escalones tienes la opción de subir un tramo en ascensor por 10€. 

Cúpula de San Pedro del Vaticano

Precio de la entrada a la Necrópolis Vaticana

Para entrar a las catacumbas del Vaticano debes hacer la reserva con antelación, pues la entrada está limitada a 250 personas/día. El precio de ésta es de 13€ e incluye la visita guiada por los mausoleos, incluida la tumba de San Pedro, durante 1 hora y 30 minutos.

Precio de las visitas guiadas por la Basílica de San Pedro

Una de las desventajas de que la entrada sea gratuita son las largas colas que se forman cada día a las puertas de Basílica de San Pedro. Sin embargo, reservar una visita guiada en español es la mejor forma de saltarse las esperas y conocer toda la historia y la cultura que rodea cada rincón de esta iglesia de la manera más amena posible.

Los precios de las visitas guiadas varían dependiendo del proveedor, de si son privadas o si están combinadas con otras actividades como los Museos Vaticanos o la Capilla Sixtina, pero puedes encontrarlas desde los 25€. ¿A qué esperas?

Basílica de San Pedro del Vaticano

Consejos e información útil para entrar a San Pedro del Vaticano

-Debido al carácter religioso del edificio es obligatorio llevar una correcta vestimenta en el interior. Tanto hombres como mujeres deberán vestir con los hombros tapados y con pantalones largos. Además, en el caso de las faldas, éstas deberán llegar por debajo de la rodillas.

-Ascender a la cúpula de la Basílica de San Pedro no es una actividad para clautrofóbicos o personas con problemas de movilidad debido a la cantidad de escalones que hay que subir y al estrecho tramo final en forma de caracol que puede llegar a resultar un poco agobiante.

-Para reservar la entrada a la Necrópolis Vaticana debes inscribirte previamente por email, fax o en la propia Oficina de las Excavaciones que encontrarás al lado de la basílica. Infórmate sobre los datos que debes dar y a que direcciones en la web del Vaticano o del Ufficio Scavi.

-La entrada a la Necrópolis Vaticana no está permitida a los menores de 15 años. Si viajas con niños te recomendamos otras alternativas como entradas al Coliseo, a Villa Borghese o al Castillo San’tAngelo.

Artículos relacionados