Las escalas más bellas de un crucero por Marruecos

14/11/2019
Posted in Kolaboo
14/11/2019 Jaime Germá Yerga

Las escalas más bellas de un crucero por Marruecos4 min read

Un crucero a lo largo de la costa marroquí es, generalmente, una ampliación de un crucero por el Mediterráneo. A veces, las escalas en Marruecos se realizan antes de continuar viaje hacia Madeira y las Islas Canarias. Aunque estos cruceros no están centrados al 100% en Marruecos, brindan la oportunidad de visitar los destinos más bellos del país, desde Tánger hasta Agadir.

Tánger

Situada a orillas del Estrecho de Gibraltar, Tánger es una escala prácticamente inevitable durante los cruceros por Marruecos propuestos en las ofertas por Costa Cruceros y otras compañías de cruceros.  Este estratégico lugar destaca principalmente por su Medina y sus animados zocos. También es una famosa localidad costera que, gracias a sus playas, atrae a gran cantidad de turistas cada año.

Durante una escala en Tánger, no puede faltar una visita a la Medina y pasear por las estrechas calles para apreciar el encanto atípico con su arquitectura única de estilo español y musulmán. Cerca de la Medina, situadas en un acantilado, hay unas tumbas fenicias. Para completar la visita, la mejor opción es continuar hacia el Museo de la Kasbah. Situado en un elegante palacio del siglo XVII, este museo expone los objetos arqueológicos descubiertos en la región.

Después de estas visitas, merece la pena reservar algo de tiempo para, en el Café Hafa, degustar el célebre té a la menta. Desde su apertura en 1.921, este café ha conservado su famosa decoración de estilo años 20. En este irremplazable lugar se pueden admirar impresionantes vistas de la bahía de la ciudad y disfrutar de momentos de tranquilidad.

Los apasionados de las compras pueden visitar el centro oficial de artesanía, un lugar en el que es posible encontrar todo tipo de artículos de cuero, esculturas de piedra natural, telas preciosas, cerámica,… Para comprar cerámica, otra opción es dirigirse a la carretera de Tetuán, allí se podrán adquirir artículos con precios muy interesantes.

Agadir

En la costa atlántica, Agadir es un destino turístico que atrae a numerosos visitantes de todo el mundo. Con sus magníficas playas y su clima subtropical, es una localidad que se puede visitar durante todo el año. La ciudad está situada a orillas de la Bahía de Agadir, considerada una de las bahías más bellas del mundo. Caminando a lo largo de los 5 km de paseo marítimo, se puede disfrutar de una magnífica vista del océano. Ampliando el paseo hasta el nuevo puerto deportivo, es posible ir de compras y degustar un delicioso almuerzo en alguno de los muchos restaurantes allí presentes. Para finalizar la visita nada mejor que subir a la Kasbah de Agadir, situada a una altura de unos 236 metros. Una vez en la cima, se puede contemplar una hermosa vista de la bahía y de los alrededores.

 

Situada a sólo 10 minutos del centro de la ciudad, la Medina fue diseñada, en 1.992, por el italiano Coco Polizzi. Incluye varias tiendas de artesanía donde están representados todos los oficios y brindan la oportunidad de conocer los métodos de fabricación de diversos objetos, como las famosas “babuchas”. El trabajo de los artesanos de la región se pone especialmente de manifiesto en este alegre pueblo que, además, es un destacado lugar cultural. En su anfiteatro, cada año, se celebran numerosos eventos.

Casablanca

A medio camino entre Tánger y Agadir, se encuentra Casablanca, la ciudad más grande de Marruecos. Desde la antigua Medina hasta la Plaza Mohammed V, pasando por La Corniche, situada en el paseo marítimo, se pueden hacer numerosas visitas. La Corniche de Casablanca es un destino emblemático que incluye varios cafés y otros lugares en los que relajarse. Entre una visita y otra, los viajeros pueden reservar algo de tiempo para hacer una pausa gastronómica en uno de sus muchos restaurantes y disfrutar de los beneficios de la brisa marina. Visitar La Corniche de Casablanca implica, además, descubrir sus innumerables riquezas culturales, como la Mezquita de Hassan II, que también puede ser visitada por quienes no practican la religión musulmana. Inaugurado en 1.993, este edificio está flanqueado por un alminar de 210 metros y su explanada tiene capacidad para albergar hasta 80.000 fieles.

Durante una escala en Casablanca, no puede faltar una visita para descubrir las múltiples ventajas de los baños de vapor. La ciudad cuenta con varios establecimientos dedicados al bienestar en los que los viajeros podrán disfrutar de momentos de relax en áreas de relajación decoradas en un estilo tradicional. Algunos de estos lugares cuentan con hamman privados, gimnasios y salas de masajes en los que renovar energías con total privacidad.

Las cookies nos permiten ofrecer un mejor servicio. Al utilizar nuestra web aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar