03/10/2016 Víctor

La economía colaborativa no es solo una cuestión de dinero3 min read

Las mejores actividades en tu lugar de vacaciones

La economía colaborativa no es solo una cuestión de dinero


Cada vez más gente hace uso de este tipo de economía que permite obtener servicios que hace unos pocos años o no existían o costaban más dinero. De este modo, hay gente que obtiene unos ingresos que le hacen la vida más llevadera. Pero en realidad, la economía colaborativa va mucho más allá del dinero.

La economía colaborativa es una de las diez ideas que cambiarán el mundo según la revista Time. Cuando hablamos de ella rápidamente nos vienen a la mente empresas como BlablaCar o Airbnb, pero debemos saber que hay diferentes modelos de economía colaborativa menos conocidos y que no están basados tanto en el intercambio monetario, sino en el intercambio de servicios o bienes intangibles. Uno de ellos es el modelo de Couchsurfing. Esta plataforma nació en 2004 y rápidamente se convirtió en el paradigma de la economía colaborativa en el ámbito de los viajes. Para aquellos que no sepan de qué se trata, a través de esta plataforma los usuarios registrados en la comunidad pueden solicitar alojamiento gratuito a otros miembros. Y si no hay ningún tipo de transacción entre ellos, ¿qué tiene de interesante meter a un extraño en casa y dejarle el sofá? La idea es que a través de algo tan simple como dejar a alguien un lugar donde dormir, se incrementen las relaciones sociales y se compartan culturas y modos de vivir. Incluso los anfitriones suelen enseñarle la ciudad al “invitado” o llevarle a tomar algo con su grupo de amigos locales.
Actualmente Couchsurfing es la plataforma que más usuarios tiene, pero no es la única. BeWelcome y Hospitality Club también ofrecen la posibilidad de viajar y dormir en casa de locales, o de recibir gente en tu propia casa.

compartiendo sofá

Consejo nº 27: Si te decides por compartir un sofá, mira antes que sea de tu talla. Foto vía Flickr. Ewen Roberts.

Otro modelo de economía colaborativa que funciona sin ningún tipo de intercambio monetario es el de los bancos de tiempo. Este no es un concepto nuevo, ya que el primer banco de tiempo de España se puso en marcha hace casi veinte años, pero sí que está resurgiendo con el auge de lo colaborativo. Los bancos de tiempo son plataformas en las cuales la moneda de cambio es, como no podía ser de otra manera, el tiempo que sus miembros dan o reciben de otros. Por ejemplo, si alguien necesita una hora de masaje tiene que tener acumulada al menos una hora al haber dado otro servicio a alguien de la comunidad. De este modo el intercambio es justo, y la “riqueza” de cada miembro viene dada por la cantidad de horas de servicio que ha prestado a la comunidad. En la plataforma Bancos de tiempo se pueden encontrar los bancos de tiempo que hay tanto en España como en algunos países de Sudamérica.

Queda claro que el concepto de la economía colaborativa va más allá del dinero. Es una manera de ofrecer y recibir servicios a cambio de cubrir necesidades. Desde Kolaboo apoyamos todo tipo de economía colaborativa porque fomenta un intercambio y una experiencia entre personas que no ocurre en la economía tradicional. ¿Te animas a probar este tipo de economía colaborativa?

Las mejores actividades en tu lugar de vacaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer un mejor servicio. Al utilizar nuestra web aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar