Por qué hace tiempo que me decidí por dormir en apartamentos en lugar de en hoteles.

08/03/2016
Posted in Viajes
08/03/2016 David Rebollo

Por qué hace tiempo que me decidí por dormir en apartamentos en lugar de en hoteles.2 min read

Las mejores actividades en tu lugar de vacaciones

Por qué hace tiempo que me decidí por dormir en apartamentos en lugar de en hoteles.


Puente. Esa palabra mágica con sabor a libertad, descanso, desconexión, y, por supuesto, a viajes. Esos momentos de tensión al pedirlo, haciendo cálculos mentales y tirando de memoria para saber qué compañeros ya se han pedido alguno y les tocará quedarse, tensión que se convierte en alivio cuando nos lo conceden. Tras la confirmación del puente, toca la vorágine de la preparación. Sabemos dónde y cuándo, pero no sabemos aún cómo. En esos momentos de análisis exhaustivo de la oferta hotelera del destino, que a buen seguro es convalidable por alguna asignatura de turismo, a un servidor le pasó en innumerables ocasiones el tener que optar por la opción menos mala: o un hotel más caro pero mejor situado, o un hotel más barato pero en una zona “ligeramente” apartada del centro, teniendo que tirar de un AVE larga distancia para llegar a las principales atracciones del destino en cuestión.

Y no se trata sólo de precio o localización, se trata también de comodidad. No voy a decir que un hotel no sea cómodo, pero es cierto que cada vez que viajo y voy a un hotel me siento como un turista más, no me siento tan integrado en la ciudad, la experiencia digamos que es menos completa. Los hoteles son reductos de turistas y gente de paso, y en cuanto voy a estar más de dos días, prefiero no pasarlos en una habitación que cuenta sólo con lo imprescindible para pasar la noche.

Apartamento compartido

Un hogar lejos de tu hogar

Así que hace tiempo me decidí por probar a reservar un apartamento en lugar de un hotel para mi siguiente escapada. Y la experiencia fue tan buena que no he podido dejar de repetir. Durmiendo en un apartamento ahorras dinero, disfrutas de un espacio mucho mayor, te sientes más integrado en el lugar que visitas y notas una mayor libertad. Y si encima te decides por compartirlo con el anfitrión en lugar de alquilar un apartamento completo para ti solo, entonces la experiencia ya es total. Porque es de infinita ayuda el recibir consejos de alguien local, porque intercambiando experiencias se viaja el doble, y porque no hay nada como llegar a una ciudad y sentir que no te has ido de casa.

Las mejores actividades en tu lugar de vacaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *